VIAJE A LA PESADILLA DE LAS DIETAS ULTRASALUDABLES.

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

VIAJE A LA PESADILLA DE LAS DIETAS ULTRASALUDABLES.

Mensaje por ManolitaGafotas el Jue Mayo 18, 2017 7:15 pm

Me he dado unas buenas risas con este artículo, asi que ahí os va:

La periodista Sabina Urraca pasó una semana en régimen de comida "limpia" presuntamente sana. Descubrió que caer en los excesos del 'detox' puede crearte un cisma vital, social y hasta existencial.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Había una señora en el pueblo de mi abuela que iba casi levitando por la plaza: pálida, casi etérea, hablando medio alelada. "Se hace purgas con agua de Carabaña" me dijo mi abuela por lo bajini. Se decía de esta señora que sólo comía verduras hervidas. Esta pretensión angélica es lo que me viene al cerebro, así de primeras, cuando veo asomar por algún lado esta nueva ola del clean eating, del detox, de la supersalud y los superalimentos.

En revistas, blogs y cuentas de Instagram, los creadores de recetas de comida vistosa-sabrosa-ultravitaminada-llena de propiedades nos intentan convencer de que eliminemos las grasas, los hidratos y los azúcares para pasar a una nueva dimensión, la de los superhumanos. Esta tendencia llevada a sus últimas consecuencias recibe el nombre de ortorexia, un trastorno alimentario que se basa en la obsesión patológica por consumir solo comida considerada saludable. Según la psicóloga Violeta Alcocer, "la ortorexia se puede encuadrar en la categoría diagnóstica del trastorno de evitación/restricción de la ingesta de alimentos, con sus características propias que lo diferencian de la anorexia o la bulimia nerviosas".

Obviamente, no es lo mismo hacer una dieta puntual e inútil para no reventar el vestido de faralaes de la pasada Feria de Abril, llevar una dieta saludable baja en grasas o apuntarse al carro del 'clean eating', que lanzarse de cabeza al mundo de los trastornos alimentarios. Pero todas estas opciones son, por así decirlo, caminitos que pueden converger si te abandonas atado de pies y manos al demonio de lo detox. Cuando me planteo por primera vez probar una semana de dieta ultrasaludable, soy consciente de los peligros del asunto: puedo terminar obsesionada haciendo ayunos en el Tíbet, o bien enloquecer a la mitad y atiborrarme de torreznos escondida entre los arbustos de un parque, en una especie de sabroso cruising de la grasa prohibida. Soy una persona de extremos: puedo tener la voluntad ascética de una monja, comer arroz integral con hummus de remolacha y beber té de canela y jengibre durante el día. Mientras por la noche, intentando llegar a tiempo a la entrega de un texto, caigo por la barranquilla del más puro descontrol, comiendo Cheetos Pandilla y bebiendo café hasta las tres de la mañana.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
El aguacate anticuqui.

Aguacate indigno de Instagram

Cuando decido entregarme al reto 'una semana comiendo requetesano', no tengo en absoluto ningún afán de superación. Es pura curiosidad, interés antropológico por esos seres fascinantes de piel como pasada por una aplicación de filtro de belleza, que elevan sus ensaladas y sus batidos de verduras crudas y semillas tostadas a la categoría de arte. Atención, que no querría yo reírme de esto en absoluto: creo que la belleza debe estar presente hasta en la cosa más pequeña. Pero, al mismo tiempo, soy incapaz de seguir este principio, y siempre termino descarrilando por la cuneta del feísmo. Por ejemplo, a pesar de que me gusta cocinar, mi mayor acercamiento a lo foodie ha sido esta foto de un aguacate lleno de basura:

Nada más empezar mi reto, lo primero que descubro es la dificultad de acertar qué es sano. Es decir, vivimos en una civilización desorientada, que va dando bandazos con el tema de lo que es bueno o no para la salud. Hasta hace dos días, los profesores de educación física nos decían que tomáramos azúcar para que nos diese energía y nos metíamos al cuerpo yogures como desesperados, soñando con unos huesos de estibador y una altura de metro ochenta. Cuando por primera vez, con el cerebro reblandecido, escuché el clásico alegato de 'los lácteos son veneno', se me cortó la digestión al pensar en los dorados veranos de la infancia, en los que bien podía comerme cuatro petisuís bien densos, bajándolos con tragos de yogur para beber. ¿Para qué tomar agua, si la leche iba a volverme una jugadora de la NBA?

Tras vencer el desamor con la leche, tuve mi momento de romance con la soja. Esa haba aburrida y fea se convirtió en una diosa de la alimentación, que provocó a nivel nacional un arrebatamiento tal que incluso las cosas que no necesitaban llevar soja la llevaban. Champuses, camisetas, papel de fumar... todo era de soja. Hasta que esta nueva amante se reveló como una auténtica diablesa. Básicamente, la civilización occidental es una especie de obsesiva-compulsiva de los novios: mientras está saliendo con ellos, todos son maravillosos. Cuando la relación termina, sus antiguos amantes se convierten en unas piltrafas, unos inútiles. Se espanta cuando intenta recordar cómo sintió amor por ellos.

En su brazo, los nombres de todos ellos: leche, azúcar, soja y bayas de Goji. Antes amados, ahora tachados y odiados. Y yo, por supuesto, soy una hija sana y rozagante de mi civilización: inconstante y deseosa de comiditas-mesías que me ofrecieran la sensación de estar haciendo las cosas bien, he abrazado prietamente los alimentos que tocaban en cada momento, creyendo que me salvarían de no sé qué, y después me he espantado y los he rechazado para lanzarme a la nueva oleada de comida de moda.

En estos últimos tiempos de supersalud y superalimentos, los amorosos tatuajes que luce nuestra civilización en el brazo son spirulina, kale, quinua, chía o jengibre. Todos ellos, cómo no, alimentos saludables y, si se cocinan con buena mano, incluso riquísimos, siempre que no nos entreguemos a ellos como a la Gran Revelación que nos mostrará el camino de la Verdad Absoluta (como bien explicábamos en este Consultorio). Ahora mismo pensamos que es imposible renegar de ellos y los abrazamos con fuerza, pero estoy segura de que -mundo occidental, corazoncito alocado- no tardaremos en sustituirlos por otros alimentos aún más súper y aún más sanos, que tripliquen nuestra inteligencia y nuestra salud hasta convertirnos en cyborgs alimentarios.

Religión y perversión
En la semana que paso comiendo de forma ultracorrecta, haciendo verduras al vapor y elaborando mi propia horchata casera filtrando las chufas con un trapito y después endulzando con estevia, se me plantean varias cuestiones. Al principio, me pregunto si no habré encontrado El Camino, como cuando alguien abraza una religión, un hobby, y siente que es lo que ha estado esperando toda su vida. Me siento pura, limpia, capaz de todo. Descubro una nueva perversión, un nuevo porno que consiste en comer mientras miro en internet las propiedades de los alimentos que como. Así mastico felizmente mi ensalada de kale al vapor, pipas de calabaza, tomates ecológicos deshidratados, tofu ahumado a la plancha y aceite de primera prensada en frío. Es, de alguna manera, reconfortante saber que estoy ingiriendo prácticamente un cóctel de la salud perpetua. El tercer día, a la hora de la merienda, frente a un batido de leche de nueces, cacao puro ecológico y semillas de chía, esa sensación de limpieza interior empieza a tomar brillos de sacrificado ascetismo.

Sorbo mi batidito como un monje se flagela en su celda. Él evita pensar en cuerpos sensuales: yo, en una sabrosa bolsa de kikos. No sé si el fraile logrará contener sus ganas de posar las manos en la carne fresca. En mi caso, hago una de las cosas más extrañas que he hecho en mi vida con la comida: derrotada por la gula, voy al chino de la esquina, compro una bolsa de kikos. Me rindo, sí. Cuando estoy a punto de abrirla, una Nueva Fuerza Ultrapoderosa me noquea de una patada. ¿Acaso no soy capaz de prescindir de este delicioso maíz frito y salado? ¿No puedo decir que no a ese crujido celestial y a ese sabor a arepas barbacoa que quedará hasta el día siguiente en mis dedos?

Vigilando que nadie me vea, tiro la bolsa de kikos a un contenedor de la calle. Y de pronto, al hacer este gesto, me vuelvo diez veces más fuerte, e inunda mi pecho algo parecido a lo que deben sentir los costaleros cuando portan a la Virgen que más aman: me siento segura de mi causa, y, además, unida, hermanadísima, con millones de superhealthy foodies y clean eaters del planeta que seguramente acaban de hacer la misma gilipollez que yo. Y vuelvo -cabeza alta, estómago rugiente- a la seguridad de mi hogar espartano, a mi amaranto y a mis naranjas ecológicas ácidas.

Al día siguiente tarde empiezo a notar que, si leo demasiado sobre cierto tipo de alimento, acabo encontrando información que me revela que eso tan saludable que estoy masticando es prácticamente veneno, y que lo mejor que podría hacer es escupirlo en una servilleta y hacerme rápidamente unos huevos fritos con chorizo. Todo superalimento, para llegar a serlo, debe guardar detrás una historia de conspiranoia y horror. Véase, por ejemplo, la estevia, milagro del sano dulzor para algunos, cancerígena y causante de esterilidad para otros. Empiezo a leer sobre cosas como la alcalinidad del cuerpo, los alimentos acidificantes y alcalinizantes, la dieta adaptada al grupo sanguíneo, y, sumida en la confusión, me doy cuenta de que casi todo lo que he comido es fatal para el tipo de sangre que tengo, porque por lo visto provengo de un linaje de cazadores y me estaba alimentando como una agricultora-recolectora.

Después de esta pequeña crisis mística, empiezo a percibir las dificultades sociales que entraña ser una seguidora de lo supersaludable y salir a cenar con amigos. Si tu círculo social no te acompaña, vas apañado. Según la nutricionista Andrea Sorinas, "los ortoréxicos transportan la obsesión por la comida que consideran saludable a aspectos que influyen en su vida cotidiana, hasta el punto de no comer nunca fuera de casa por miedo a no controlar su ingesta. Además, al igual que en otros trastornos del comportamiento alimentario, se sienten culpables si realizan algún tipo de alteración en su pauta alimenticia". Yo no me siento culpable al pensar en salir a cenar con amigos. Simplemente, ante la visión de una carta en la que no puedo comer nada, me pongo de un humor de perros, que no tiene pinta de ser nada saludable. Me pido una tristísima infusión sin azúcar y los miro con envidia mientras comen una tapa de cecina. Los ahorcaría a todos con el hilito de mi menta poleo.

Terror a las grasas
En cuanto llevo cuatro días arrastrándome por este plan de la supersalud y la limpieza alimentaria, me surge la siguiente duda: ¿es insano comer demasiado sano? Virginia Gómez, también conocida como Dietista Enfurecida, alerta sobre todo de la obsesión por eliminar las grasas: "Ahora la moda es exterminar los azúcares, pero aún perdura el terror por las grasas. He visto casos en los que a algunas mujeres, al eliminar las grasas de raíz, llegaba a retirárseles la menstruación". El terror que me provocan sus palabras -y el hambre que me atenaza- hacen que devore una bolsa de avellanas. Además, me doy cuenta de que, si empezamos a preocuparnos de comer sólo cosas que sean sanas, nos veremos inmersos en una espiral de alimentos saludables que poco a poco dejarán de parecérnoslo.

Al final de la espiral, ¿qué nos queda? ¿Un vaso de agua? Si una se mete en el internet y merodea por foros conspiranoicos, verá también toda clase de horrores acerca del agua. ¿Qué hacer, pues? Llevo sólo unos cuantos días intentando ceñirme a los cánones de las dietas supersaludables y ya siento que el único camino es sentarme en una silla recia de madera vestida con una bata de lino intentando no respirar demasiado. Ya no sé qué es sano y qué no. Es más: 'sano' me parece una palabra hueca, vacía de significado. Cierro los ojos, y la idea de salud va tomando forma en mi mente: salud es estar medio piripi en un callejón en fiestas con un bocadillo de tortilla y pimientos que suelte una grasilla roja que me baje codo abajo. Esa imagen, ahora mismo, me resulta un símbolo de armonía y belleza, el canon a seguir.

Lo mejor, llegados a este punto, es relajar el rostro, tirar el zumo de aloe por el retrete, y resignarnos a que la vida, para que sea Vida con mayúscula, no debe ser saludable en el sentido ortoréxico de la palabra. Cada paso que avanzamos, cada bocanada de aire que respiramos, nos acerca un poco más a la muerte. Si, entre una y otra, en lugar encomendarnos con ojos de niña de Fátima al dios de la chía combinamos la anterior con una dieta variada, flexible y alejada de fundamentalismos restrictivos, caminaremos hacia ese seguro fin bailando una conga de felicidad.
avatar
ManolitaGafotas
Cotorra
Cotorra

Mensajes : 2177
Fecha de inscripción : 17/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: VIAJE A LA PESADILLA DE LAS DIETAS ULTRASALUDABLES.

Mensaje por jotajota el Jue Mayo 18, 2017 10:42 pm

Gracias por el artículo RouRou. De acuerdo con la autora: Hay gente a la que se le está yendo la pinza con lo de la comida sana.
Por Dior, que aburrimiento de algas, quinoa y chia.
Para mí la mejor, la más sabrosa, completa y además divertida es la dieta mediterránea de toda la vida.
avatar
jotajota
Pollito
Pollito

Mensajes : 370
Fecha de inscripción : 16/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: VIAJE A LA PESADILLA DE LAS DIETAS ULTRASALUDABLES.

Mensaje por McGurk el Vie Mayo 19, 2017 12:50 am

Pues yo soy de tofu desde hace 20 años y me encanta. Y de las algas también, qué coño. Aunque también soy un poco bastante de jamón de bodega y de fuet del rico. Coincido con la autora en que la gente está muy malamente con esto de las superfoods (y, lo peor, como el mercado manda, me revienta ver como los supermercados van sustituyendo las estanterías de legumbres por paquetes de semillas de chía o de cualquier otra zarandaja; discrepo sin embargo con lo de los kikos, a mi JAMÁS se me ocurriría tirar los kikos a la basura. Los kikos son la prueba fehaciente de que Diosito existe.
avatar
McGurk
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 1719
Fecha de inscripción : 16/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: VIAJE A LA PESADILLA DE LAS DIETAS ULTRASALUDABLES.

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 19, 2017 6:38 am

Para mí comida sana son los alimentos naturales, procesados por las industrias lo menos posible y de cultivo o crianza tradicional, sin químicos de monsanto o de bayer, al aire libre, bajo la lluvia y al sol y animales en libertad, sin forzar su crecimiento y engorde con hormonas, comiendo hierba, maíz no transgénico, y lo que han comido siempre hasta que sacaron los piensos industriales.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: VIAJE A LA PESADILLA DE LAS DIETAS ULTRASALUDABLES.

Mensaje por ManolitaGafotas el Vie Mayo 19, 2017 8:06 am

cocrexit escribió:Para mí comida sana son los alimentos naturales, procesados por las industrias lo menos posible y de cultivo o crianza tradicional, sin químicos de monsanto o de bayer, al aire libre, bajo la lluvia y al sol y animales en libertad, sin forzar su crecimiento y engorde con hormonas, comiendo hierba, maíz no transgénico, y lo que han comido siempre hasta que sacaron los piensos industriales.


El problema es que para mantenernos mediante ese tipo de agricultura y ganadería, habría que matar primero a 2/3 de la población mundial.

En casa siempre hemos sido de tener un huertico, unas gallinitas y de comprar carne a explotaciones tradicionales, aquí tb lo hacemos...porque Galicia o Noruega tienen unas peculiaridades que permiten que se haga (es todo campo y poca gente), pero es imposible mantener una ciudad como Madrid o NY mediante este tipo de producciones.

Si tienes un huerto completamente natural, además de dar un trabajo de la leche y de alimentar a la bichería toda a costa de tus lechugas, da poquito y solo en temporada.

_________________
Ph'nglui mglw'nafh Cocreta R'lyeh wgah'nagl fhtagn!!
avatar
ManolitaGafotas
Cotorra
Cotorra

Mensajes : 2177
Fecha de inscripción : 17/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: VIAJE A LA PESADILLA DE LAS DIETAS ULTRASALUDABLES.

Mensaje por Tasmania el Jue Jul 13, 2017 9:17 pm


No tiene ni idea de lo que es saludable


Eliminar microbios con el lavavajillas o comer según qué pescado azul no le está beneficiando, sino todo lo contrario


12 JUL 2017 - 13:31 CEST

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Llevar una vida saludable es tendencia. Tanto que una de cada tres familias, según un estudio de la consultora Nielsen, ha vetado algún alimento o ingrediente en sus comidas en busca de una rutina más sana. Y es más: el 18% de los hogares en España sigue una dieta baja en grasas, aunque, según las encuestas de la Agencia Española de Consumo Seguridad Alimentaria y Nutrición, el 40% de los que siguen regímenes especiales lo hace sin la supervisión de un médico u otro profesional sanitario.

Y no solo en la dieta. Aquí le presentamos algunos peros de alimentos y hábitos que debería poner en entredicho si de verdad le preocupa llevar una vida saludable.

El pescado azul, con moderación

Según un estudio del Instituto de Salud Carlos III, las mujeres españolas tienen en el organismo 10 veces más mercurio que las alemanas o las canadienses. El mercurio está considerado un neurotóxico que afecta al desarrollo infantil. Y la razón de la alta exposición de los españoles es su elevado consumo de pescados como el atún, el pez espada, el lucio o el emperador. Estas son las grandes especies y están más expuestas a los contaminantes que hay en el mar.

Aunque los pescados azules son ricos en omega 3, esencial para el organismo, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición recomienda limitar el consumo de estas grandes especies a una ración de 50 gramos por semana o una de 100 cada dos semanas en niños de 3 a 12 años y evitarlo en los menores de 3 años y mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. Unas recomendaciones que parten de un llamamiento de la Unión Europea a los estados miembros.

Estas pautas no son aplicables a otras especies de pescado azul más pequeñas como el boquerón, la sardina o el jurel ni, por supuesto, a los pescados blancos (merluza o lenguado), cuyo consumo en mujeres embarazadas está probado que mejora el desarrollo neuronal de sus hijos y, por eso, la OMS y la FAO recomiendan tomar entre tres y cuatro raciones semanales.

El lavavajillas para eliminar microbios

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Lavan a temperaturas de hasta 65 grados centígrados y esta es, más allá de la comodidad, la razón de que muchas familias con niños lo elijan para "eliminar microbios". Mal. La exposición a estos microorganismos hace que sea más difícil desarrollar alergias. Y no solo: un estudio sueco publicado en la revista Pediatrics concluye que los niños de familias que friegan a mano tienen menos eccema que los que usan lavaplatos (23% frente al 38%) y sólo el 1,7% de los pequeños donde los platos se limpian a base de estropajo tienen asma, frente al 7,3% de los niños de hogares en los que el lavavajillas friega el menaje.

La leche de vaca no tiene sustituto

La moda de las bebidas con estractos de soja, avena, arroz u otros son cada vez más una alternativa para los intolerantes a la lactosa. Pero Camilo Silva, endocrinólogo de la Clínica Universidad de Navarra, advierte de que dejar de tomar leche de vaca “podría limitar innecesariamente la ingesta de calcio y el aporte de vitaminas A, D, E y B”. Y remarca que "no es fácil sustituir las propiedades de este alimento".

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Los rollitos primavera son una bomba

¿Crep crujiente rellena de verduras? Parece de lo más saludable que se puede pedir en una carta cuando salimos a cenar; pero no. Los rollitos de primavera forman patre de aquellos alimentos que los nutricionistas eliminarían de la faz de la tierra si pudieran. "El elevado contenido de grasas saturadas que contienen los aceites que suelen emplear en los restaurantes de corte asiático junto con las harinas refinadas que utilizan para los rebozados promueven el aumento de colesterol y sobrepeso", advierte Rubén Bravo, experto en Nutrición y Gastronomía del Instituto Médico Europeo de la Obesidad. "Hinchazón abdominal, indigestiones, pesadez digestiva y, en casos extremos, diarreas o intoxicaciones" son algunas de las consecuencias que describe.

Mascarillas de papel contra la contaminación


Cualquier día de alta intensidad de contaminación ambiental en algún país asiático; las imágenes que llegan desde allí nos muestran a los viandantes protegidos con mascarillas de papel. Lamentablemente no sirven de nada. "Aunque no dejan pasar las partículas grandes, las más pequeñas (0,1 micras) pasan fácilmente hasta el final del aparato respiratorio -incluso al torrente sanguíneo- y causan problemas”, aclara Carmen Diego, coordinadora del Área de Medioambiente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ). Y "no hay mascarilla que valga" para protegerse de los gases contaminantes. Las más sofisticadas, con filtro incorporado, “son mejores que las de papel pero que tampoco evitan que respiremos aire contaminado”, insiste Carmen Diego.

Aceite de oliva: lea la etiqueta

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

"El aceite de oliva es el mejor". En las últimas décadas este alimento ha pasado por ser demonizado y alabado por estudios diversos hasta que esta ha sido la conclusión a la que hemos llegado; pero con matices. Tal y como explica Marta Miguel, doctora e investigadora del CSIC en el Instituto de Investigación en Ciencias de Alimentación, "el aceite de oliva recomendado es el que lleva el apellido virgen o virgen extra: son aquellos que se han producido a través de procedimientos mecánicos. Es decir, simplemente se ha exprimido la aceituna hasta conseguir ese zumo natural que sería el aceite”.

Si en la etiqueta solo se indica aceite de oliva “sin ningún otro apellido, significa que después de exprimirse la aceituna se ha seguido otro procedimiento y existiría algún tipo de refinamiento con otros productos”.

El brócoli también tiene peros

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

La OMS remarca sus propiedades antioxidantes, su aportación en la prevención del cáncer y su capacidad para combatir el colesterol. Pero los nutricionistas advierten de que el brócoli tiene también un lado oscuro: la misma sustancia responsable de su olor característico -los goitrógenos- común en toda la familia de las crucíferas (coliflor, repollo o col), tienen también la capacidad de bloquear la utilización y absorción de yodo, "con lo que frenan la actividad de la glándula tiroidea", según explica David Mariscal, director de la Clínica Mariscal, en Madrid.

Este efecto se mitiga si se cocinan las verduras, pero según cómo se haga será la dentadura la que se vea afectada. “Todo nuestro aparato masticatorio está diseñado para incidir, desgarrar y moler. La dieta debe ser dura, seca y fibrosa. Los dentistas recomendamos que se incremente el consumo de verdura fresca, porque la consistencia de una verdura cruda, la textura, hace que el propio alimento haga un efecto de barrido sobre los dientes, y además incremente el flujo de saliva, la cual protege contra la caries”, advierte Irene Iglesias Rubio, directora de la clínica dental e-Boca, en Segovia.

Además, el brócoli asado al horno aumenta su acidez hasta el nivel de las bebidas carbonatadas y, por tanto, se incrementa su caracter corrosivo, según detectó una investigación de la Universidad de Dundee (Reino Unido).

Hay un smoothie que es como dos Big Mac


Tienen todo el aspecto de sano: 500 mililitros de pulpa de fruta con hielo o leche, parece un desayuno casi perfecto. Un estudio publicado por el Consejo del Cáncer de Victoria y la Fundación del Corazón de Victoria (en Australia) ha desvelado que estas bebidas contienen más calorías que una hamburguesa y más azúcar que un refresco carbonatado. ¿Por qué? Un solo trago contiene una enorme cantidad de fructosa a lo que se suma el azúcar contenido en otros ingredientes habituales en los smoothie, como la leche o el yogur.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Cuando se trata de preparados industriales, el panorama empeora. El diario NY Times alertaba especialmente de uno llamado The Hulk Strawberry. Se comercializa en un tamaño de alrededor de medio litro -lo que suponen 125 gramos de azúcar- y aporta nada menos que 1.000 calorías, el equivalente a dos Big Mac.

Demasiado 'crossfit' le puede dejar sin defensas

Hacer ejercicio es más importante para nuestro cuerpo que el peso corporal. Pero hay deportes que practicados en exceso pueden terminar ocasionando el efecto contrario al que buscábamos. Una investigación dirigida por el doctor Ramires Tibana, de la Universidad de Brasilia, determinó que la práctica de ejercicio tan intenso como el crossfit sin dejar descansar el cuerpo al menos un día entre sesiones puede debilitar el sistema inmunológico.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

unque el estudio de Tibana necesita, según sus propias conclusiones, continuarse con una investigación longitudinal y más entrenamiento, para el doctor y su equipo los resultados permiten recomendar moderación: "No se encontró ningún efecto negativo en la musculatura, pero sí se hallaron indicios de las consecuencias que dos días seguidos de esta práctica pueden tener sobre el sistema inmunológico".

El equipo de expertos midió los niveles de citoquinas -proteínas implicadas en la respuesta inmune, la inflamación y la reproducción celular, entre otras- y el panel metabólico, además del poder del músculo antes y después de cada sesión de crossfit a los nueve hombres que participaron en el estudio. El nivel de citoquinas disminuyó después del segundo entrenamiento cuando este se realizó sin permitir un descanso al cuerpo.

Una pieza de fruta para cenar

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Lo de "yo esta noche ceno piña" no es la mejor idea para contrarrestar un día en el chiringuito de la playa. La fruta contiene agua, fibra, vitaminas, minerales e hidratos de carbono. Son estos últimos los que nos fastidian el plan de la cena ligerita. “Como los hidratos de carbono son una fuente de energía, es mejor consumirlos cuando nos vayamos a mantener activos”, razona Iris de Luna, endocrinóloga del Hospital Universitario Quirón Salud Madrid.

Por la noche, el metabolismo baja el ritmo. Además, el hígado almacena más azúcares en forma de glucógeno y, cuando los depósitos de glucógeno están llenos, el exceso de azúcares se transforman en triglicéridos. Los mismo ocurre con la fructosa, el azúcar de absorción rápida que contienen las frutas. Por eso la doctora es clara: “En un plan de adelgazamiento, no es recomendable sustituir la cena por fruta”.

Los alimentos sin gluten
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Un tercio de la población de Estados Unidos ha eliminado el gluten de su dieta. En España, la oferta para las personas con alergia e intolerancia a este ingrediente está provocando el mismo efecto llamada para el resto. Pero el hecho de que una parte de la población necesite privarse de un alimento no es sinónimo de que hacerlo sea más saludable per se. Camilo Silva, especialista en Endocrinología y Nutrición de la Clínica Universidad de Navarra, alerta de que "eliminar el gluten de la dieta podría derivar en una dieta menos saludable, con un aumento de la ingesta de carnes o quesos magros, pero también podría complicar la dieta en personas con enfermedades, como la diabetes”.

Aparte de las consecuencias que puede tener para la salud, el bolsillo también se ve afectado, pues este tipo de alimentos son más caros. “Hay que tener en cuenta que la dieta antigluten puede encarecer la cesta de la compra 1.400 euros al año por persona”.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Tasmania
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 1610
Fecha de inscripción : 15/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: VIAJE A LA PESADILLA DE LAS DIETAS ULTRASALUDABLES.

Mensaje por karlota el Jue Jul 13, 2017 9:48 pm

Il-Tricheco-Notaio escribió:
No tiene ni idea de lo que es saludable


Eliminar microbios con el lavavajillas o comer según qué pescado azul no le está beneficiando, sino todo lo contrario


12 JUL 2017 - 13:31 CEST

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Llevar una vida saludable es tendencia. Tanto que una de cada tres familias, según un estudio de la consultora Nielsen, ha vetado algún alimento o ingrediente en sus comidas en busca de una rutina más sana. Y es más: el 18% de los hogares en España sigue una dieta baja en grasas, aunque, según las encuestas de la Agencia Española de Consumo Seguridad Alimentaria y Nutrición, el 40% de los que siguen regímenes especiales lo hace sin la supervisión de un médico u otro profesional sanitario.

Y no solo en la dieta. Aquí le presentamos algunos peros de alimentos y hábitos que debería poner en entredicho si de verdad le preocupa llevar una vida saludable.

El pescado azul, con moderación

Según un estudio del Instituto de Salud Carlos III, las mujeres españolas tienen en el organismo 10 veces más mercurio que las alemanas o las canadienses. El mercurio está considerado un neurotóxico que afecta al desarrollo infantil. Y la razón de la alta exposición de los españoles es su elevado consumo de pescados como el atún, el pez espada, el lucio o el emperador. Estas son las grandes especies y están más expuestas a los contaminantes que hay en el mar.

Aunque los pescados azules son ricos en omega 3, esencial para el organismo, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición recomienda limitar el consumo de estas grandes especies a una ración de 50 gramos por semana o una de 100 cada dos semanas en niños de 3 a 12 años y evitarlo en los menores de 3 años y mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. Unas recomendaciones que parten de un llamamiento de la Unión Europea a los estados miembros.

Estas pautas no son aplicables a otras especies de pescado azul más pequeñas como el boquerón, la sardina o el jurel ni, por supuesto, a los pescados blancos (merluza o lenguado), cuyo consumo en mujeres embarazadas está probado que mejora el desarrollo neuronal de sus hijos y, por eso, la OMS y la FAO recomiendan tomar entre tres y cuatro raciones semanales.

El lavavajillas para eliminar microbios

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Lavan a temperaturas de hasta 65 grados centígrados y esta es, más allá de la comodidad, la razón de que muchas familias con niños lo elijan para "eliminar microbios". Mal. La exposición a estos microorganismos hace que sea más difícil desarrollar alergias. Y no solo: un estudio sueco publicado en la revista Pediatrics concluye que los niños de familias que friegan a mano tienen menos eccema que los que usan lavaplatos (23% frente al 38%) y sólo el 1,7% de los pequeños donde los platos se limpian a base de estropajo tienen asma, frente al 7,3% de los niños de hogares en los que el lavavajillas friega el menaje.

La leche de vaca no tiene sustituto

La moda de las bebidas con estractos de soja, avena, arroz u otros son cada vez más una alternativa para los intolerantes a la lactosa. Pero Camilo Silva, endocrinólogo de la Clínica Universidad de Navarra, advierte de que dejar de tomar leche de vaca “podría limitar innecesariamente la ingesta de calcio y el aporte de vitaminas A, D, E y B”. Y remarca que "no es fácil sustituir las propiedades de este alimento".

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Los rollitos primavera son una bomba

¿Crep crujiente rellena de verduras? Parece de lo más saludable que se puede pedir en una carta cuando salimos a cenar; pero no. Los rollitos de primavera forman patre de aquellos alimentos que los nutricionistas eliminarían de la faz de la tierra si pudieran. "El elevado contenido de grasas saturadas que contienen los aceites que suelen emplear en los restaurantes de corte asiático junto con las harinas refinadas que utilizan para los rebozados promueven el aumento de colesterol y sobrepeso", advierte Rubén Bravo, experto en Nutrición y Gastronomía del Instituto Médico Europeo de la Obesidad. "Hinchazón abdominal, indigestiones, pesadez digestiva y, en casos extremos, diarreas o intoxicaciones" son algunas de las consecuencias que describe.

Mascarillas de papel contra la contaminación


Cualquier día de alta intensidad de contaminación ambiental en algún país asiático; las imágenes que llegan desde allí nos muestran a los viandantes protegidos con mascarillas de papel. Lamentablemente no sirven de nada. "Aunque no dejan pasar las partículas grandes, las más pequeñas (0,1 micras) pasan fácilmente hasta el final del aparato respiratorio -incluso al torrente sanguíneo- y causan problemas”, aclara Carmen Diego, coordinadora del Área de Medioambiente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ). Y "no hay mascarilla que valga" para protegerse de los gases contaminantes. Las más sofisticadas, con filtro incorporado, “son mejores que las de papel pero que tampoco evitan que respiremos aire contaminado”, insiste Carmen Diego.

Aceite de oliva: lea la etiqueta

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

"El aceite de oliva es el mejor". En las últimas décadas este alimento ha pasado por ser demonizado y alabado por estudios diversos hasta que esta ha sido la conclusión a la que hemos llegado; pero con matices. Tal y como explica Marta Miguel, doctora e investigadora del CSIC en el Instituto de Investigación en Ciencias de Alimentación, "el aceite de oliva recomendado es el que lleva el apellido virgen o virgen extra: son aquellos que se han producido a través de procedimientos mecánicos. Es decir, simplemente se ha exprimido la aceituna hasta conseguir ese zumo natural que sería el aceite”.

Si en la etiqueta solo se indica aceite de oliva “sin ningún otro apellido, significa que después de exprimirse la aceituna se ha seguido otro procedimiento y existiría algún tipo de refinamiento con otros productos”.

El brócoli también tiene peros

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

La OMS remarca sus propiedades antioxidantes, su aportación en la prevención del cáncer y su capacidad para combatir el colesterol. Pero los nutricionistas advierten de que el brócoli tiene también un lado oscuro: la misma sustancia responsable de su olor característico -los goitrógenos- común en toda la familia de las crucíferas (coliflor, repollo o col), tienen también la capacidad de bloquear la utilización y absorción de yodo, "con lo que frenan la actividad de la glándula tiroidea", según explica David Mariscal, director de la Clínica Mariscal, en Madrid.

Este efecto se mitiga si se cocinan las verduras, pero según cómo se haga será la dentadura la que se vea afectada. “Todo nuestro aparato masticatorio está diseñado para incidir, desgarrar y moler. La dieta debe ser dura, seca y fibrosa. Los dentistas recomendamos que se incremente el consumo de verdura fresca, porque la consistencia de una verdura cruda, la textura, hace que el propio alimento haga un efecto de barrido sobre los dientes, y además incremente el flujo de saliva, la cual protege contra la caries”, advierte Irene Iglesias Rubio, directora de la clínica dental e-Boca, en Segovia.

Además, el brócoli asado al horno aumenta su acidez hasta el nivel de las bebidas carbonatadas y, por tanto, se incrementa su caracter corrosivo, según detectó una investigación de la Universidad de Dundee (Reino Unido).

Hay un smoothie que es como dos Big Mac


Tienen todo el aspecto de sano: 500 mililitros de pulpa de fruta con hielo o leche, parece un desayuno casi perfecto. Un estudio publicado por el Consejo del Cáncer de Victoria y la Fundación del Corazón de Victoria (en Australia) ha desvelado que estas bebidas contienen más calorías que una hamburguesa y más azúcar que un refresco carbonatado. ¿Por qué? Un solo trago contiene una enorme cantidad de fructosa a lo que se suma el azúcar contenido en otros ingredientes habituales en los smoothie, como la leche o el yogur.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Cuando se trata de preparados industriales, el panorama empeora. El diario NY Times alertaba especialmente de uno llamado The Hulk Strawberry. Se comercializa en un tamaño de alrededor de medio litro -lo que suponen 125 gramos de azúcar- y aporta nada menos que 1.000 calorías, el equivalente a dos Big Mac.

Demasiado 'crossfit' le puede dejar sin defensas

Hacer ejercicio es más importante para nuestro cuerpo que el peso corporal. Pero hay deportes que practicados en exceso pueden terminar ocasionando el efecto contrario al que buscábamos. Una investigación dirigida por el doctor Ramires Tibana, de la Universidad de Brasilia, determinó que la práctica de ejercicio tan intenso como el crossfit sin dejar descansar el cuerpo al menos un día entre sesiones puede debilitar el sistema inmunológico.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

unque el estudio de Tibana necesita, según sus propias conclusiones, continuarse con una investigación longitudinal y más entrenamiento, para el doctor y su equipo los resultados permiten recomendar moderación: "No se encontró ningún efecto negativo en la musculatura, pero sí se hallaron indicios de las consecuencias que dos días seguidos de esta práctica pueden tener sobre el sistema inmunológico".

El equipo de expertos midió los niveles de citoquinas -proteínas implicadas en la respuesta inmune, la inflamación y la reproducción celular, entre otras- y el panel metabólico, además del poder del músculo antes y después de cada sesión de crossfit a los nueve hombres que participaron en el estudio. El nivel de citoquinas disminuyó después del segundo entrenamiento cuando este se realizó sin permitir un descanso al cuerpo.

Una pieza de fruta para cenar

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Lo de "yo esta noche ceno piña" no es la mejor idea para contrarrestar un día en el chiringuito de la playa. La fruta contiene agua, fibra, vitaminas, minerales e hidratos de carbono. Son estos últimos los que nos fastidian el plan de la cena ligerita. “Como los hidratos de carbono son una fuente de energía, es mejor consumirlos cuando nos vayamos a mantener activos”, razona Iris de Luna, endocrinóloga del Hospital Universitario Quirón Salud Madrid.

Por la noche, el metabolismo baja el ritmo. Además, el hígado almacena más azúcares en forma de glucógeno y, cuando los depósitos de glucógeno están llenos, el exceso de azúcares se transforman en triglicéridos. Los mismo ocurre con la fructosa, el azúcar de absorción rápida que contienen las frutas. Por eso la doctora es clara: “En un plan de adelgazamiento, no es recomendable sustituir la cena por fruta”.

Los alimentos sin gluten
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Un tercio de la población de Estados Unidos ha eliminado el gluten de su dieta. En España, la oferta para las personas con alergia e intolerancia a este ingrediente está provocando el mismo efecto llamada para el resto. Pero el hecho de que una parte de la población necesite privarse de un alimento no es sinónimo de que hacerlo sea más saludable per se. Camilo Silva, especialista en Endocrinología y Nutrición de la Clínica Universidad de Navarra, alerta de que "eliminar el gluten de la dieta podría derivar en una dieta menos saludable, con un aumento de la ingesta de carnes o quesos magros, pero también podría complicar la dieta en personas con enfermedades, como la diabetes”.

Aparte de las consecuencias que puede tener para la salud, el bolsillo también se ve afectado, pues este tipo de alimentos son más caros. “Hay que tener en cuenta que la dieta antigluten puede encarecer la cesta de la compra 1.400 euros al año por persona”.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Hay mucha desinformación y mucho gurú que predica sin tener ni idea.
avatar
karlota
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 876
Fecha de inscripción : 16/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: VIAJE A LA PESADILLA DE LAS DIETAS ULTRASALUDABLES.

Mensaje por Invitado el Jue Jul 13, 2017 11:09 pm

Llevo años perdida con las tendencias que van saliendo. Al final, ya no sé qué introducir de lo que me aconsejan como sanísimo y no introduzco nada, me quedo con lo de siempre. Imagino que ingiero pesticidas, hormonas y otras porquerías, voy con cuidado al hacer la compra pero ya no me obsesiono. Lavo todo bien, procuro que haya variación y equilibrio de alimentos y si quedan buenas las comidas me doy con un canto en los dientes.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: VIAJE A LA PESADILLA DE LAS DIETAS ULTRASALUDABLES.

Mensaje por Tasmania el Vie Jul 14, 2017 11:04 pm

Pulu escribió:Llevo años perdida con las tendencias que van saliendo. Al final, ya no sé qué introducir de lo que me aconsejan como sanísimo y no introduzco nada, me quedo con lo de siempre. Imagino que ingiero pesticidas, hormonas y otras porquerías, voy con cuidado al hacer la compra pero ya no me obsesiono. Lavo todo bien, procuro que haya variación y equilibrio de alimentos y si quedan buenas las comidas me doy con un canto en los dientes.

Eso es lo que se debe hacer. Comer con cabeza. Punto.
¡Vivir para ver!

Hasta la sobrasada puede ser un superalimento

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Actualizado: 13/07/2017 20:12 horas

No es el aguacate, su tipo de fama no hace que se creen restaurantes específicos para su consumo, pero posee propiedades beneficiosas para la salud, física y emocional, que no imaginas.

La tendencia de comer bien, no solo ha hecho que se incluyan en la lista de alimentos beneficiosos alimentos verdes y semillas, sino que también ha ayudado a recuperar la tradición de alimentos de toda la vida, que bien planteados y tomados son realmente beneficiosos. La sobrasada no sólo es un alimento delicioso, sino que es un alimento rico en vitamina B3, así que ayuda a combatir la artritis y favorece el buen funcionamiento del sistema circulatorio y es que, 100 mg de sobrasada contienen casi 12 de niacina o vitamina B3. Además, y en contra de la creencia popular, ayuda a reducir el colesterol.

Su alto contenido en vitamina B1 hace que la sobrasada se convierta en un alimento que disminuye la depresión y el estrés. También es recomendable consumirla en periodos de convalecencia porque bajan los niveles de B1, y ésta es necesaria porque ayuda al cuerpo en la cicatrización de las heridas.

La sobrasada tiene el sodio suficiente para ayudar a administrar la energía del cuerpo, a través del apoyo del metabolismo de los alimentos. Y tiene efecto "subida de ánimo", ideal para contrarrestar el desgaste de jornadas de trabajo o deporte.

Mallorca es mucho más que ensaimadas, la sobrasada de esta tierra, la más famosa y consumida, tiene Indicación Geográfica Protegida, y no son tantas las empresas que la fabrican. El Zagal, por ejemplo, es una de las empresas con más experiencia en la elaboración de sobrasada de Mallorca, ya que llevan más de 100 años fabricándola y su creación ha ido pasando de generación en generación hasta llegar a la actual, la cuarta generación, encabezada por su CEO, Cristian Tejedor.

Los biólogos expertos de la marca explican que la sobrasada también es rica en ácido oleico (más del 20% sobre producto), llamado también Omega-9. Entre los beneficios del ácido oleico están la reducción del colesterol "malo" ya que disminuye las lipoproteínas de baja densidad y ayuda aumentar la lipoproteínas de alta densidad (colesterol bueno).

El valor de lo natural

Su uso va más allá de untarlo en una simple rebanada de plan payés. Y es que además de disfrutarla con miel, azúcar o mermeladas, podemos cocinarla para utilizarla en pasta, hamburguesas, verduras al horno, risottos, incluso en ensaladas. Uno de los platos más famosos que la utilizan como ingrediente es el huevo parmentier con sobrasada. La sobrasada no solo se consume en frío, puede echarse a la sartén para obtener una textura cremosa, que se puede integrar en todo tipo de platos conservando su sabor y sus propiedades.

El consumo de sobrasada entra dentro de una tendencia que recupera lo tradicional y se enfoca hacia la naturaleza y hacia aprovechar los recursos y tesoros de los que disponemos. Muestra de ello son todos los movimientos gastronómicos que intentan poner en valor la gastronomía de la zona en lugar de dejarse inundar por cadenas que homogeneizan la oferta. El mejor ejemplo, además de organizaciones como Slow Food España, que promueve una gastronomía responsable con el ecosistema y los productores, es el modelo de hotel que en lugar de gestionar de forma interna su restaurante, confía en un restaurante de la zona que utiliza productos de calidad.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Tasmania
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 1610
Fecha de inscripción : 15/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: VIAJE A LA PESADILLA DE LAS DIETAS ULTRASALUDABLES.

Mensaje por Tulipán el Sáb Jul 15, 2017 12:10 pm

yo he dejado de leer sobre dietas, superfoods y demás.
Intento comer lo menos procesados posible, productos reconocibles a simple vista y que se estropeen al cabo de unos dias, como una manzana o un melón. 
lo que viene empaquetado, lo justo.
la quinoa (por mencionar una superfood)  que se la coma el que tenga ganas de comprar un producto sobrevalorado, caro de transportar y que no sabe a nada. 
Yo paso.
avatar
Tulipán
Moderador
Moderador

Mensajes : 1948
Fecha de inscripción : 15/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: VIAJE A LA PESADILLA DE LAS DIETAS ULTRASALUDABLES.

Mensaje por Gordi el Sáb Jul 15, 2017 4:28 pm

Il-Tricheco-Notaio escribió:
Pulu escribió:Llevo años perdida con las tendencias que van saliendo. Al final, ya no sé qué introducir de lo que me aconsejan como sanísimo y no introduzco nada, me quedo con lo de siempre. Imagino que ingiero pesticidas, hormonas y otras porquerías, voy con cuidado al hacer la compra pero ya no me obsesiono. Lavo todo bien, procuro que haya variación y equilibrio de alimentos y si quedan buenas las comidas me doy con un canto en los dientes.

Eso es lo que se debe hacer. Comer con cabeza. Punto.
¡Vivir para ver!

Hasta la sobrasada puede ser un superalimento

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Actualizado: 13/07/2017 20:12 horas

No es el aguacate, su tipo de fama no hace que se creen restaurantes específicos para su consumo, pero posee propiedades beneficiosas para la salud, física y emocional, que no imaginas.

La tendencia de comer bien, no solo ha hecho que se incluyan en la lista de alimentos beneficiosos alimentos verdes y semillas, sino que también ha ayudado a recuperar la tradición de alimentos de toda la vida, que bien planteados y tomados son realmente beneficiosos. La sobrasada no sólo es un alimento delicioso, sino que es un alimento rico en vitamina B3, así que ayuda a combatir la artritis y favorece el buen funcionamiento del sistema circulatorio y es que, 100 mg de sobrasada contienen casi 12 de niacina o vitamina B3. Además, y en contra de la creencia popular, ayuda a reducir el colesterol.

Su alto contenido en vitamina B1 hace que la sobrasada se convierta en un alimento que disminuye la depresión y el estrés. También es recomendable consumirla en periodos de convalecencia porque bajan los niveles de B1, y ésta es necesaria porque ayuda al cuerpo en la cicatrización de las heridas.

La sobrasada tiene el sodio suficiente para ayudar a administrar la energía del cuerpo, a través del apoyo del metabolismo de los alimentos. Y tiene efecto "subida de ánimo", ideal para contrarrestar el desgaste de jornadas de trabajo o deporte.

Mallorca es mucho más que ensaimadas, la sobrasada de esta tierra, la más famosa y consumida, tiene Indicación Geográfica Protegida, y no son tantas las empresas que la fabrican. El Zagal, por ejemplo, es una de las empresas con más experiencia en la elaboración de sobrasada de Mallorca, ya que llevan más de 100 años fabricándola y su creación ha ido pasando de generación en generación hasta llegar a la actual, la cuarta generación, encabezada por su CEO, Cristian Tejedor.

Los biólogos expertos de la marca explican que la sobrasada también es rica en ácido oleico (más del 20% sobre producto), llamado también Omega-9. Entre los beneficios del ácido oleico están la reducción del colesterol "malo" ya que disminuye las lipoproteínas de baja densidad y ayuda aumentar la lipoproteínas de alta densidad (colesterol bueno).

El valor de lo natural

Su uso va más allá de untarlo en una simple rebanada de plan payés. Y es que además de disfrutarla con miel, azúcar o mermeladas, podemos cocinarla para utilizarla en pasta, hamburguesas, verduras al horno, risottos, incluso en ensaladas. Uno de los platos más famosos que la utilizan como ingrediente es el huevo parmentier con sobrasada. La sobrasada no solo se consume en frío, puede echarse a la sartén para obtener una textura cremosa, que se puede integrar en todo tipo de platos conservando su sabor y sus propiedades.

El consumo de sobrasada entra dentro de una tendencia que recupera lo tradicional y se enfoca hacia la naturaleza y hacia aprovechar los recursos y tesoros de los que disponemos. Muestra de ello son todos los movimientos gastronómicos que intentan poner en valor la gastronomía de la zona en lugar de dejarse inundar por cadenas que homogeneizan la oferta. El mejor ejemplo, además de organizaciones como Slow Food España, que promueve una gastronomía responsable con el ecosistema y los productores, es el modelo de hotel que en lugar de gestionar de forma interna su restaurante, confía en un restaurante de la zona que utiliza productos de calidad.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

El bocata de sobrasada con miel es para hincarse de rodillas :notworthy: :notworthy:
avatar
Gordi
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 586
Fecha de inscripción : 15/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: VIAJE A LA PESADILLA DE LAS DIETAS ULTRASALUDABLES.

Mensaje por karlota el Sáb Jul 15, 2017 5:11 pm


¡Sobrasada con queso de cabra fundido! Y resulta que es bueno... lloro!!!

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
karlota
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 876
Fecha de inscripción : 16/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: VIAJE A LA PESADILLA DE LAS DIETAS ULTRASALUDABLES.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.