El lado oscuro de las Familias Reales (y adosados).

Responder al tema

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El lado oscuro de las Familias Reales (y adosados).

Mensaje por RouRou el Mar Jul 25, 2017 8:30 pm

Estaba yo escuchando un disco del mismo nombre que el blog (Non Serviam, de unos griegos)...asi que, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, toca estopa a la familia de Sofía de Grecia y Dinamarca​, ex reina consorte de España:


La familia nazi de la reina Sofía y la ideología de la desigualdad.

Como se puede leer en el artículo que compartimos a continuación, publicado en el blog Non Serviam, la reina Federica de Grecia, madre de la actual reina de España, y sus hermanos tuvieron una íntima relación con el Partido Nacional Socialista Alemán de Adolf Hitler, e incluso se prestaron como imagen para promocionar al nazismo y a la Europa que este esperaba construir.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Federica de Grecia, a los 18 años, con sus hermanitos en uniforme de las Juventudes Hitlerianas

Como se ve en la foto adjunta, la mamá y los tíos de la reina Sofía posaron como imagen del nacionalsocialismo alemán, con el uniforme de las Juventudes Hitlerianas (Hitlerjugend). La razón de esta gran complicidad entre el nazismo parece ser, como sucede siempre que hay por medio una familia que pretende vivir del cuento, es el interés personal. Es decir, parafraseando el dicho español, el "por el interés te quiero, Adolf".

La periodista germano-americana Sigrid Schultz, que trabajaba en Berlín por el Chicago Tribune en los años 30, afirmó en uno de sus artículos que Hitler le había dicho que había planeado que, tras su muerte, el Reich se transformara en un nuevo Sacro Imperio Romano Germánico y convertir a los Brunswick, la familia de la futura Federica de Grecia, en nuevos emperadores. Por eso Hitler los elevó al rango de Príncipes de Hannover.

En la segunda foto, una postal regalada a mucha gente en Alemania en el año 1935 por el Partido Nazi, se ve a la familia de los Duques de Brunswick, una de las grandes familias aristocráticas del país (el abuelo era el Kaiser Guillermo II) reunida, bien avenida y haciéndo todos juntitos el saludo nacionalsocialista. Con ello, Hitler intentaba mostrar a sus electores que tenía el respaldo de la vieja aristocracia alemana, al igual que haría más tarde Franco en España con la elección de Juan Carlos de Borbon (también militante de su Movimiento Nacional y camarada ideológico del general genocida).

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Los Brunswick en un aquelarre nazi.

Sirvanse ustedes :saludo1:
avatar
RouRou
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 801
Fecha de inscripción : 17/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: El lado oscuro de las Familias Reales (y adosados).

Mensaje por RouRou el Mar Jul 25, 2017 9:14 pm

Estos no son reales, pero si emparentados:

«El caso Zorreguieta», el libro que Máxima de Holanda no querrá leer
El investigador neerlandés Arnold Karskens aporta nuevas pruebas sobre el papel de Jorge Zorreguieta en la desaparición de personas durante la última dictadura militar argentina.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

El autor de «El caso Zorreguieta», el periodista neerlandés Arnold Karskens, ha investigado durante dos años la supuesta participación de Zorreguieta en el despido, tortura y desaparición de empleados que estuvieron a su cargo durante el periodo que se desempeñó como subsecretario y secretario de Agricultura y Ganadería.

«El padre de la Reina no era un militar, pero tenía un puesto de responsabilidad en el Gobierno de facto y no hizo nada para detener los crímenes», dice Karskens, que accedió a los archivos oficiales, habló con supervivientes y familiares de las víctimas e incluso entrevistó a Mario Cárdenas Madariaga, antecesor de Zorreguieta en la cartera de Agricultura. Según Cárdenas, «en el Ministerio no era un secreto» el despido por la fuerza de funcionarios que se oponían al autodenominado Proceso de Reorganización Nacional. «Discutíamos sobre estos temas y no se hacía nada sin antes consultarnos», reconoce el antiguo jefe de Zorreguieta.

El padre de la novia
«El padre de Máxima siempre dijo que no sabía nada sobre la desaparición de personas. Ahora su superior desmonta esa teoría», explica Karskens a ABC. En 2001 Zorreguieta aseguró ante un tribunal argentino que ignoró los métodos de represión ilegal usados por el régimen de Videla hasta el regreso de la democracia, en 1984. También afirmó que el secuestro y asesinato de funcionarios de la Secretaría de Agricultura –entre 500 y 1.000 personas– habían sido «secretos militares».

Ese mismo año, con motivo del compromiso de su hija con el entonces Príncipe Heredero Guillermo Alejandro de los Países Bajos, el exsecretario escribió una carta abierta en la que declaró: «Siento gran dolor que durante el Gobierno del que formé parte se hayan cometido violaciones a los derechos humanos. Actué de buena fe arriesgando mi vida y la de mi familia para llevar a cabo un trabajo que no tuvo ninguna relación con la represión». Pero antes de la boda real, el primer ministro neerlandés Wim Cook encargó al historiador Michiel Baud un informe para aclarar el papel de Zorreguieta en los años de plomo. «Tuvo una posición alta. No podía ignorar lo que ocurría en el país», concluyó el académico. A raíz de ese documento, titulado «El padre de la novia», se le negó la invitación al enlace y a cualquier otro acto oficial de la Casa de Orange-Nassau.

Línea de conducta
Karskens publica el testimonio de supervivientes que dan cuenta de una «cadena de mando» que implica a Zorreguieta en las torturas y asesinatos. «En la cartera de Agricultura, al igual que en otros ministerios, existía lo que llamaban una “línea de conducta’’. Los altos cargos sabían lo que ocurría debajo. Y los cargos inferiores enviaban listas negras a sus jefes con nombres de empleados que podían ser un riesgo para el régimen. Al día siguiente los sospechosos eran despedidos u obligados a renunciar mediante tortura. Muchos de ellos desaparecieron», revela el autor, que preside la Fundación para la Investigación de Crímenes de Guerra y ha recibido premios del Consejo de Paz Humanista y de la Liga para la Protección de los Derechos Humanos.

«Zorreguieta no ha querido concederme una entrevista. Hablé por teléfono con su mujer y me dijo que no quería hablar. Lo entiendo. Cada palabra que diga puede ser demasiado. Tiene mucho que ocultar», dice el autor. Sandra Raggio, directora de la Comisión Provincial por la Memoria, un organismo creado para la investigación del terrorismo de Estado en Argentina, afirma que las políticas de la Secretaría de Agricultura «costaron la vida de entre 500 y 1.000 personas», la mayoría de ellas pequeños agricultores, granjeros, miembros de las Ligas Agrarias y funcionarios de dicha cartera. Karskens narra los casos de Carlos Costa, Gustavo Giombini, Marta Sierra y otros empleados del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, una oficina dependiente de Zorreguieta.

Ahora, tres supervivientes y los abogados neerlandeses Liesbeth Zegveld y Göran Sluiter preparan una acusación contra el progenitor de la Reina Consorte de Holanda. Solicitarán al Tribunal Supremo de La Haya que se abra una investigación criminal. «La justicia de mi país lleva 15 años intentando juzgarlo. Hasta ahora no había pruebas. Ahora las hay», dice Karskens, quien señala que los Países Bajos están obligados a investigar, ya que en 2011 ratificaron la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas, un tratado de la ONU contra los crímenes de lesa humanidad.

El investigador sospecha que aún no se ha juzgado a Zorreguieta por ser quien es. Y concluye: «Si muere sin que se sepa la verdad quedará la duda, la sospecha de un doble rasero. No pueden quedar dudas, está en juego la credibilidad de nuestra justicia».

Fuente: ABC.

:saludo1:
avatar
RouRou
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 801
Fecha de inscripción : 17/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: El lado oscuro de las Familias Reales (y adosados).

Mensaje por RouRou el Mar Jul 25, 2017 9:22 pm

Bonus Track:



Tengan ustedes buenas tardes :saludo1:
avatar
RouRou
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 801
Fecha de inscripción : 17/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: El lado oscuro de las Familias Reales (y adosados).

Mensaje por Pulu el Mar Jul 25, 2017 10:34 pm

Gracias Rou, muy interesante.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Pulu
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 916
Fecha de inscripción : 15/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: El lado oscuro de las Familias Reales (y adosados).

Mensaje por Fluidasa el Mar Jul 25, 2017 10:58 pm

Este hilo me encanta! !!
Seguir suviendo cosicas
avatar
Fluidasa
Pollito
Pollito

Mensajes : 232
Fecha de inscripción : 16/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: El lado oscuro de las Familias Reales (y adosados).

Mensaje por Il-Tricheco-Notaio el Miér Jul 26, 2017 12:24 am

Las vergüenzas de la corte: la homosexualidad en la realeza europea

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Sucede en las mejores familias. La frase universal que pretende excusarlo todo da inicio a este humilde apartado que se propone repasar la vida de cuatro príncipes europeos. Elegantes y sofisticados, por cuestiones dinásticas estuvieron obligados a contraer matrimonio y tener hijos. Toda una fachada para ocultar las verdaderas pasiones, una vergüenza para el entorno en que nacieron y la época en que vivieron.

Se recuerda la historia del príncipe Waldemar de Dinamarca, un hombre simpático hijo del rey danés, que durante décadas ocultó su romance con un sobrino suyo, el príncipe Georgie de Grecia, a quien amaba.

El fornido Waldemar y el encantador Georgie (como lo llamaban sus familiares) comenzaron a tratarse cuando el joven griego fue enviado a Dinamarca para ser preparado militarmente. El muchacho fue dejado al cuidado de su tío Waldemar, que ya ostentaba un alto cargo en la Marina danesa. Allí, y al poco de llegar, nacería en él un amor súbdito y ciertamente especial -por lo profundo e inalterable que se mantendría a lo largo de los años- por aquel tío mayor que él. Por entonces, Waldemar estaba casado con una princesa francesa y era padre de varios hijos.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
El príncipe Jorge de Grecia y su mujer, María de Orleáns. En un rincón de la foto, el gran amor de Jorge, su tío Waldemar de Dinamarca
Durante prácticamente toda su vida a ambos se les vería siempre juntos en fiestas y en reuniones de familia, colocándose incluso uno junto al otro en las fotografías: Jorge con su impresionante altura y un característico bigote, y Waldemar, más pequeño en estatura, con lentes y una barba meticulosamente recortada.

La secreta pasión de estos dos hombres continuó incluso tras bastidores, cuando Georgie fue prometido en matrimonio con la princesa francesa Marie Bonaparte. Ese amor, tan difícil de comprender para muchos en aquella época, solamente finalizó cuando el príncipe danés falleció en 1939. Por aquel tiempo la esposa de Georgie escribió en sus memorias que su marido siempre la besó en la frente, y jamás en los labios, puesto que estos eran solo para su amado Waldemar.

También un secreto a voces fue la agitada vida social de un miembro de la familia real española, el infante Luis Fernando de Orleáns-Borbón. Era sobrino de Alfonso XII y primo hermano de Alfonso XIII, y mientras su hermano mayor heredó las mejores virtudes de sus padres… Definido como un hombre “esbelto como un junco, bello como un Adonis”, es quizás el más revoltoso y desenfrenado de los cuatro príncipes retratados en este artículo.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Tres fotografías de la vida de Luis Fernando de Orleáns, dos de ellas con su esposa.
Luis Fernando no heredó nada sino los peores defectos de cada uno de sus progenitores. Heredó el aire bohemio y rebelde de su madre -la pintoresca infanta Eulalia-, y la pasión desenfrenada por las mujeres de poca clase que tenía su desordenado padre. Un periódico, en los años ’30, lo describió categóricamente: “El príncipe Luis Fernando es famoso internacionalmente por ser un aprovechado y un personaje de dudosa reputación. Fue arrestado al menos dos veces, expulsado de dos países y se ha hecho despreciable al casarse con una tonta y vieja mujer, treinta y dos años mayor que él, contra las protestas de su familia. Mucha gente cree que el príncipe Luis Fernando es capaz de llegar a cometer cualquier acto vergonzoso”. En otra crónica se le apodaba “el príncipe pantalones de hierro”: “porque se lo ha expulsado de tantos países y hoteles sin demostrar ningún dolor, que pareciera estar blindado”.

Luis Fernando, que nació príncipe y lo perdió todo, y que se sonreía con audacia cuando en los bajos fondos se le llamaba “el rey de los maricas”, consumía cocaína, malgastó fortunas propias y ajenas, y comprometió, con un crimen, la imagen y el honor de la dinastía española. Pero quizás lo que más avergonzó a su familia fue su marcada homosexualidad, por entonces un secreto de Estado.

Como muchos niños de su condición, se educó en los mejores colegios, supervisado principalmente por su madre, a quien solía escribir constantes cartas declarándose su amor incondicional y criticando a su padre ausente. Su cuñada, Beatriz de Sajonia-Coburgo-Gotha, revela algo del asunto en un libro: “Cuando el hijo mayor de Eulalia fue a vivir a Madrid, ella frecuentaba más la Corte, y quería mucho a este hijo, pero a veces parecía preferir al otro, que era un bala perdida, un homosexual… aunque se casó con una vieja por dinero, para arruinarla, claro. Pero era su hijo y la infanta Eulalia lo quería y lo defendía. Era severa con sus hijos”.

Al llegar a la mayoría de edad, el infante por fin comprendió lo difícil que era mantener buenas relaciones con su madre. Eulalia le prohibió terminantemente a su hijo que siguiera la carrera de actor y nunca jamás aceptó su homosexualidad: “No puedo creerlo…”, se lamentaba. “¡Actor…! Y además dice pestes de mí... ¡No te puedes imaginar el calvario que estoy pasando”.

El infante heredó una vasta finca, la cual proyectaba explotar, pero todo quedó en la nada cuando decidió, abruptamente, instalarse en aquel cautivante París de la “Belle Epoque”, entrando de lleno a una juventud hedonista y decadente. Fue invitado a todas las fiestas, a cuál más ostentosa y extravagante.

Célebre fue aquella en la que apareció con el torso desnudo totalmente pintado de azul, montado sobre un elefante y con un turbante adornado por brillantes, a semejanza de un maharajá indio. Desde entonces, su vida estuvo plagada de excesos, donde la droga, el alcohol y el sexo indiscriminado fueron moneda corriente. Su afición al juego y a la cocaína lo tenía siempre al borde de la ruina y llegó a traficar drogas para poder mantener sus vicios y su rumboso tren de vida.

Melchor de Almagro San Martín, que fue condiscípulo del infante, testimonia su excentricidad: “En el baile de la condesa de Chabrillan, se presentó Luis teñido con añil de pies a cabeza para representar el dios Azul, seguido por un deslumbrante cortejo de sacerdotisas y eunucos, como sacados de un friso antiguo. El infante cabalgaba sobre un elefante, arreado con atalajes de oro y pedrería. Hizo su entrada semidesnudo, cubierta la cabeza con un turbante verde gayo y coronado de garzotas sujetas por broches de enormes diamantes”.

Lejos de tener el mismo carácter y firmeza su hermano mayor, hombre de conducta intachable, Luis Fernando se vio tempranamente vinculado a todo tipo de escándalos que hicieron correr ríos de tinta en los periódicos de todo el mundo. Su hermano mayor y su primo el rey realmente le despreciaban. Y Luis Fernando se vengaba con ironías punzantes y con un comportamiento tremendamente promiscuo, llegando a hacerse célebre la queja de una dama de la alta sociedad: “Yo tenía dos lacayos negros y guapos, pero los perdí a los dos. Al primero se lo llevó la tuberculosis; al segundo, el infante de España”.

Eulalia se quejaba a sus amigos, a viva voz, de que su hijo no estaba creciendo como el hombre serio, fuerte y de altos principios que ella deseaba, sino que había desarrollado un espléndido gusto por los tés de sociedad y se deleitaba con los perfumes orientales y la ropa elegante.

En 1924, Luis Fernando fue expulsado de Francia mediante una orden judicial. Había estrangulado hasta la muerte a un joven marinero durante una orgía homosexual en la que completaba el trío cierto aristócrata portugués, apellidado Vasconcellos y supuesto amante de Luis Fernando. Ambos habrían paseado por París el cadáver del desdichado, envuelto en una manta, intentando colocárselo a las embajadas española o lusa para huir de la justicia acogiéndose a la extraterritorialidad.

El rey Alfonso XIII de España decidió prohibirle la entrada en su país al muchacho no le quedó opción más que instalarse en Lisboa, donde no abandonó su vida de sociedad, y no tardó en protagonizar otro escándalo de la época, al ser arrestado en la frontera hispanoportuguesa disfrazado de mujer. Oficialmente, lo acusaron de contrabando.

Terminó casado con una mujer de casi 80 años, pero heredera de una fortuna millonaria. Fortuna que, dicho sea de paso, Luis Fernando hizo desaparecer junto a sus amantes masculinos… Para pagar sus deudas, la mujer tuvo que vender su castillo, sus cuadros, sus lámparas, sus muebles y hasta el piano. Cuando se encontró completamente arruinada, Luis Fernando la abandonó y no volvió a verla más que ocasionalmente.

Murió olvidado por su familia, que por vergüenza ni siquiera quiso que fuera sepultado en España. Ahora sus restos yacen olvidados en París, recordado para siempre, como diría el poeta, “por haber probado todos los placeres de la vida sin saciarse jamás”.

Por aquellos años, el príncipe Jorge de Inglaterra pasaba a la historia no solamente por haber muerto de una forma muy trágica, en 1942, sino también por ser considerado, tal vez, el príncipe más hermoso de la monarquía británica. Elegante y sensual, rivalizaba con su hermano mayor, pero, por no ser el heredero del trono gozó de más libertades que el otro.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Nacido en 1902, fue hijo del rey Jorge V y hermano de Jorge VI, aquel pobre tartamudo coronado a quien los estudios de Hollywood retrataron últimamente en la película “El discurso del rey”. Durante años, quizás décadas, la familia real británica pretendió ocultar las historias que rodearon la vida de este rubio príncipe, incluso adquiriendo a cambio de grandes sumas de dinero las cartas que Jorge intercambiaba con sus amantes masculinos, lo cual hubiera resultado, en los años 20 y 30, un escándalo de proporciones épicas para la Corte británica, todavía envuelta en el halo de misterio y moralidad impuesto por la reina Victoria.

Un observador lo describió como un hombre culto, afeminado y con un fuerte olor a perfume. Su madre, la reina María, lo adoraba. Se trataba de su hijo predilecto, porque el joven compartía la pasión de la madre hacia las obras de arte y las antigüedades. Ella había desarrollado un talento específico para detectar, casi a simple vista, muebles de época, por ejemplo. Y en eso, Jorge no le quedaba atrás, lo que constituía un motivo de orgullo para la soberana.

En cuanto al rey Jorge V (padre del príncipe), podía concederse el lujo de mostrar cierta flexibilidad con su hijo. El monarca era un hombre obsesionado con la puntualidad a la hora de sentarse a comer. No toleraba que ninguno de sus hijos llegase tarde, por lo que todos trataban de llegar un buen rato antes de la hora en que debían reunirse. Cuando Jorge se retrasaba, en cambio, el monarca se limitaba a hacer un gesto de disculpa con la mano, para gran alivio de todos, que temían sus estallidos coléricos característicamente alemanes.

Por suerte, el rey Jorge y su mujer atinaron a no tomarse muy a pecho la mala fortuna que habían tenido con sus hijos varones. El mayor, David, fue un hombre arisco pero elegantísimo, obsesionado por las mujeres casadas. De hecho, cuando en 1936 se convirtió en rey, casi lleva a la ruina total a la monarquía al querer casarse con la dos veces divorciada y norteamericana Wallis W. Simpson. Renunció, y el trono correspondió a su hermano Bertie. Convertido en Jorge VI, fue tal vez el hijo que más sufrió. Poco inteligente, tartamudo, nervioso, tremendamente tímido, tuvo la fortuna de casarse con una mujer que lo amó y lo hizo mejorar. El tercer hijo, el príncipe Enrique, fue un mujeriego que a veces competía con el príncipe de Gales por los favores de alguna señora casada. El menor de todos los hijos de Jorge V, nació con una salud muy mala y víctima de la epilepsia, murió a los 14 años de edad.

Queda el príncipe Jorge, que al llegar a la veintena de años comenzó a preocupar seriamente a sus padres. Comenzó a portarse mal para conseguir que su padre le permitiese abandonar la detestada carrera en la Armada Británica. Siguieron varios cargos como funcionarios civil y el puesto de inspector de fábricas, tareas que abordó con buena voluntad pero son resultados mediocres. Como era tan bohemio, a menudo se escapaba a la Riviera francesa, se instalaba en las playas día y en los casinos y clubes de noche. Además, en cierta ocasión se anotó en un concurso de tango bajo un nombre falso, y hasta ganó el primer premio.

Por otro lado, estuvo el asunto de sus indefinidos gustos sexuales. Antes y después de su matrimonio, tuvo una larga serie de romances y relaciones íntimas, dicen, tanto con hombres muy atractivos como con mujeres poco apropiadas.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Sobre él han circulado los rumores más exóticos. Que se enredó en una aventura con un arquitecto francés, con el cual fue detenido por estar bailando ambos de forma demasiado explícita en un club nocturno londinense, “The Nut House”. Y que, maquillado, tuvo que pasar horas en una celda de la comisaría de Bow Street mientras los superiores policiales trataban de confirmar su identidad con el Palacio de Buckingham. Sólo cuando se confirmó que era hijo del rey, la puerta de la celda de Bow Street se abrió con discreción a la mañana siguiente, gracias a su aceitada sagacidad política. Y sin la menos vergüenza Jorge salió, siempre espléndido en su maquillaje nocturno.

También se cuenta que era adicto a las drogas, en concreto a la morfina y la cocaína –una debilidad que sus hermanos le animaron a curar durante la década de 1920 –, que cierta vez fue chantajeado por un trabajador sexual masculino al que había escrito cartas de naturaleza íntima, y que también mantuvo relaciones con el esposo de una de sus primas y pariente lejano suyo, el príncipe Luis Fernando de Prusia, y con el espía e historiador de arte Anthony Blunt. En cierta época de su vida se interesó por la joven y sencilla Juliana de Holanda, la heredera del trono, pero ella lo rechazó y terminó.

Según la historiadora británica Lucy Moore, el príncipe también amó apasionadamente a la joven princesa Indira Raje, la maharaní de Cooch Behar. Entre sus amantes también destacaron la cantante afroamericana de cabaret Florence Mills, la rica heredera Poppy Baring, la duquesa de Argyll, la estrella musical Jessie Matthews y el afamado actor Nöel Coward, con el que estuvo relacionado sentimentalmente durante casi dos décadas y definitivamente no fue ni el primer ni el último de los amantes del príncipe.

Contrariamente a lo que dicen algunos historiadores, es improbable que el rey Jorge y la reina María no conocieran la relación amorosa de su hijo con Noël, que tenía solamente tres años más que el príncipe. Pero no hay dudas de que el príncipe hubiera hecho siempre todo lo posible por evitar que se conociera la verdad, sabiendo cuál era la opinión de su padre respecto de los homosexuales: “Los hombres así, se suicidan”.

En 1923, la relación entre Jorge y Noël se convirtió en un secreto a voces en la sociedad londinense, aunque por supuesto continuó “ocultándose el asunto al público general y tampoco se divulgó la información entre los íntimos de Jorge, de modo que su reputación quedó intacta”, como escribió un biógrafo.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Era, sin embargo, frecuente verlo entrar solo en la residencia de Coward, en la calle Gerald, del barrio londinense de Belgravia; se los veía juntos en clubes nocturnos para homosexuales, incluso maquillados, una costumbre de la época en, como se ha dicho, “cierto grupo contemporáneo de costumbres ligeras”.

El “pequeño coqueteo” (según la expresión con la que Coward magistralmente restaba importancia al asunto) durados años, hasta 1925. Como la prensa jamás se atrevería a mencionar la relación homosexual del hijo del rey, los dos atractivos solteros podían asistir juntos a cenas, al teatro y a los conciertos, sin temor de ser denunciados. Cierta discreción protegía incluso las visitas ocasionales del príncipe en el “Embassy Club”, de la calle Bond, donde encontraba a los jóvenes más apuestos del continente, que satisfacían sus gustos.

También muy comentada, aunque en voz baja, fue la relación del príncipe con un joven argentino de la clase alta argentina, José Evaristo Uriburu. El padre de José Evaristo era hijo y también yerno de dos presidentes de Argentina (Uriburu y Roca); a la sazón, desempeñaba el cargo de embajador argentino en territorio británico, y tuvo la osada idea de patentar la frase “La Argentina es la joya más preciada de la corona británica”.

No se sabe si lo habrá dicho en serio, pero durante cierto tiempo la joya más preciada de su hijo fue el príncipe de Inglaterra. José Evaristo, de unos veinte años de edad, estudiaba en la Universidad de Cambridge, y conoció al príncipe en una recepción diplomática en los años 20.

El príncipe y el hijo del embajador fueron vistos después en las veladas más elegantes de la alta sociedad londinense, en Mayfair y Belgrave, y pasaron muchos fines de semana en las casas de campo de muchos amigos que los alentaban y los miraban con simpatía.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
La princesa Marina de Grecia llega a Londres, destinada a casarse con el príncipe Jorge
Con sus rasgos bien dibujados, los cabellos oscuros, la sonrisa provocadora y la mirada somnolienta y seductora, Uriburu habría podido ser una estrella cinematográfica latina. Pero era también un joven muy inteligente, conocía tres idiomas y había sido educado para seguir la carrera diplomática de su padre.

Por eso mismo, el señor Uriburu se sintió naturalmente preocupado por su hijo, y aunque consideraba que el príncipe Jorge era un invitado agradable a la hora de cenar en el consulado argentino, no se sintió tan cómodo cuando vio al príncipe salir al amanecer del dormitorio de José Uriburu, lo que desembocó en dos lámparas rotas, un ego lastimado, una relación rota y el restablecimiento del predominio paterno.

José intentó sin éxito arreglar el embrollo y se sintió desconsolado cuando el príncipe le dijo que su relación amorosa estaba por convertirse en una complicación política y diplomática. El infeliz Uriburu fue enviado de regreso a Argentina para visitar dos meses a su abuela y así se le calmaran las pasiones. El príncipe, en cambio, no se quedó a llorar la pérdida mucho tiempo: en poco tiempo ya estaba entablando una íntima amistad con un aristócrata italiano y luego con un arquitecto francés. Las fogosas cartas que el príncipe escribía a José Uriburu y al francés fueron convenientemente compradas por la familia real británica y custodiadas como oro.

En honor a la verdad, hay que decir que nunca -hasta su muerte en una tragedia aérea- el príncipe Jorge olvidó a aquel amor de sangre latina, y en 1931, cuando el príncipe de Gales fue enviado en una gira de tres meses a América del Sur, lo acompañó con el fin de visitar a su antiguo amor en Buenos Aires...

Estas son, a grandes rasgos, las historias de vida de cuatro seres humanos a quienes el destino deparó una corona. Corona que aquellos, sin embargo, de seguro hubieran estado dispuestos a sacrificar por un poco de libertad.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Il-Tricheco-Notaio
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 875
Fecha de inscripción : 15/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: El lado oscuro de las Familias Reales (y adosados).

Mensaje por McGurk el Miér Jul 26, 2017 12:32 am

avatar
McGurk
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 1041
Fecha de inscripción : 16/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: El lado oscuro de las Familias Reales (y adosados).

Mensaje por Il-Tricheco-Notaio el Miér Jul 26, 2017 12:34 am

Polémicas y líos de faldas de las Casas Reales europeas
Hoy desvelamos el lado más oscuro de los protagonistas de la monarquía europea


Todos nos estamos reinventando y confío que los reyes y herederos también lo harán

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
De izquierda a derecha, Carolina de Monaco y Ernesto de Hannover, Charlene Wittstock y el príncipe Alberto II de Mónaco, y su hermana la princesa Estefanía. / GETTY

Fernando Fernández

En los últimos años las portadas de los periódicos y las revistas han cambiado en múltiples ocasiones los escándalos de famosos, políticos o personas populares por la de reyes, príncipes e integrantes de las casas reales de todo el mundo.
Siglos atrás existieron, reyes y reinas que hoy darían mucho juego a las revistas del corazón o periódicos. Momentos de gloria darían Carlos IV, a quien yo apodaría “el consentidor” o el mismo Fernando de Aragón que era más infiel que el propio “moro” a Isabel.

De otros como Fernando VII mejor ni hablar: déspota, corrupto y traidor. Aunque, en este caso, Napoleón se encargó de dejarle “con el culo al aire” en más de una ocasión, filtrando sus felonías hacia el pueblo español a las gacetas francesas.
Si hablamos de otros países saldrían a decenas los monarcas de otras épocas que ocuparían portadas con escándalos incluidos.

Todo es ya parte de la historia, poco podemos cambiar. ¿Pero, cómo están las Casas Reales actuales? Hoy, con vuestro permiso, se me antoja hablar las Casas Reales extranjeras, puesto que de la nuestra ya sabemos lo suficiente.

Inglaterra

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
El pueblo británico y el resto del mundo han podido contemplar con estupor cómo el príncipe Harry protagonizaba la portada del diario The Sun vestido con símbolos nazis olvidando que su reino estuvo duramente castigado, en la II Guerra Mundial, por los bombardeos que cada día eran lanzados desde aviones, contra la población, que llevaban en sus alas símbolos iguales a los que él portaba, sin ningún rubor, en su camisa.

El padre de Harry, el príncipe heredero Carlos de Inglaterra, no se queda atrás. Sus conversaciones telefónicas con la que es hoy su esposa, Camilla Parker-Bowles, fueron filtradas por la prensa con comentarios bastante subidos de tono, no aptos para menores y con muchas “alas”.

Siguiendo con la Casa Real Británica, Sarah Ferguson, la que fuera esposa del príncipe Andrew, se ha visto envuelta en varios escándalos: desde aceptar dinero, 500.000 libras, en una trampa organizada por un periodista de News of the World, con el objeto de ponerle en contacto con su exmarido para conseguir tráfico de influencias, hasta ser portada del Daily Mirror, fotografiada con un empresario multimillonario norteamericano, John Bryan, chupándole los dedos de los pies. ¡Chúpate esa!

Recientemente hemos presenciado la entronización del príncipe Felipe de Bélgica bajo la sospecha que la abdicación de su padre Alberto II ha sido provocada por el escándalo creado tras la demanda judicial interpuesta por Delphine Boël, su presunta hija ilegítima, para que reconozca su paternidad. Sin embargo, Alberto II atribuye su abdicación a motivos de salud.

Por su parte, la reina Fabiola, quien nunca abdicó tras la muerte de su esposo, el rey Balduino, hermano de Alberto II, indignó a los ciudadanos al haber creado una fundación para proteger su herencia de los elevados impuestos en los peores momentos de la crisis europea y mundial.

Mónaco
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Estefanía de mónaco y el príncipe Rainiero. / GETTY

En el principado de Mónaco han sido habituales las salidas de “tiesto” de los hijos de Raniero. La princesa Carolina eligió como primer marido a un reconocido playboy, Philippe Junot. Su segundo matrimonio fue con el multimillonario italiano Stéfano Casiraghi, con el que vivió sus años más felices hasta que Casiraghi perdió su vida en un lamentable accidente deportivo. El último matrimonio de Carolina ha sido con Ernesto Augusto titular de la Casa de Hannover, conocido por su afición a los festejos de la alta sociedad e irascible personalidad. En el año 2000, el exceso de líquido ingerido causó que se pusiera a orinar en la fachada del pabellón turco en la Exposición Universal. Y lo suyo resultó ser universal, también, pues la noticia dio la vuelta al mundo. L'enfant terrible, la princesa Estefanía, ha descolocado, y ya tiene mérito, continuamente a los Grimaldi. Desde casarse y tener dos hijos con su guardaespaldas, Daniel Ducruet, pasando por irse a vivir a un circo con el domador de elefantes, Franco Knie, o casarse con el acróbata Adans López, hasta ser cantante pop, con su primer disco Huracán, nombre que por cierto la describe perfectamente. Pero lo peor no es todo lo anterior si no que del disco en cuestión se vendieron 5 millones de copias.

Sobre el príncipe Alberto II de Mónaco se han escrito miles de noticias y crónicas en la prensa del corazón. Ha sido considerado el soltero de oro hasta que en el año 2000 se casó con Charlene Wittstock, exnadadora sudafricana. De ella se cuenta que intentó escapar del principado cuatro días antes de la boda, y si lo llega hacer nadando quizás lo hubiera conseguido.

Al príncipe Alberto se le ha atribuido algún que otro hijo fuera del matrimonio, con una exazafata de Togo, además de algunos negocios, presuntamente, poco claros.

Se dice que los Grimaldi fueron castigados con una maldición que le echó una gitana a uno de sus antepasados con el que tuvo relaciones sexuales no consentidas por ésta. El maleficio predecía que no tendrían estabilidad sentimental ni él ni sus descendientes.

Países Bajos

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Los reyes de los Países Bajos, Guillermo-Alejandro y su esposa Máxima. / GETTY

Los reyes de los Países Bajos, Guillermo-Alejandro y su esposa Máxima, fueron involucrados, en el año 2011, en un presunto caso de fraude fiscal relacionado con una impresionante mansión en África. Pagaron la casa a un agente inmobiliario que tenía su cuenta en un paraíso fiscal. Los portavoces oficiales comunicaron que respetaron las normas nacionales e internacionales.

Como dato protocolario diré que en La Haya los jueces retiraron de las salas de sus tribunales los retratos en los que aparece el rey Guillermo-Alejandro junto a su esposa, la reina Máxima, porque ésta no asume la jefatura de Estado. La jefatura del Estado la ejerce solo el rey y por tanto solo su retrato presidirá las salas judiciales.

Uno de los principales desencuentros del pueblo con Máxima fue cuando salió a la luz que su padre participó muy activamente en el gobierno de la dictadura militar argentina. En Suecia tres periodistas de prestigio escribieron un libro titulado Carlos Gustavo: monarca a su pesar, donde le describen como un insaciable mujeriego que frecuenta locales de alterne además de atribuirle presuntas amistades con la mafia rusa. El rey se hizo el sueco pasando página tras la publicación y su mujer, la reina, parece que le perdonó. En el fondo tiene cara de niño bueno.

Noruega

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Mette Marit y el príncipe Haakon anunciando su compromiso. / GETTY

En la corte noruega la llegada de Mette Marit provocó una cascada de reacciones negativas. Mette Marit tenía un pasado bastante embarazoso. Era plebeya y además madre soltera de un niño cuyo padre estuvo preso por tráfico de drogas. Para más inri, fue participante de un reality para buscar novio donde se la veía en actitud muy cariñosa con otra mujer. Encontró novia. Se especuló, también, con su posible relación con las drogas. Aun así, el príncipe Haakon impuso su voluntad y acabó siendo la futura reina de los noruegos. El día que se hizo público su compromiso oficial, Mette Marit reconoció que tuvo un pasado rebelde. Yo diría que un pasado bastante turbio más que rebelde.

Dinamarca


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Los príncipes Mary y Federico de Dinamarca. / GETTY

La Casa Real danesa tiene pocos escándalos, que se sepan, excepto un ataque de cuernos del príncipe heredero Federico con su hermano pequeño Joaquín de quién se decía estaba enamorado de Mary Donalson, esposa del heredero.

Joaquín, que con ese nombre más que danés parece que es de Robledo de Chavela o cualquier otra localidad española, dijo en una entrevista: “Todos los demás pueden permitirse una derrota, pero mi hermano no”. ¿Lo diría porque se veía ganador en la conquista amorosa de la mujer de su hermano? La realidad es que nuestro querido Joaquín se encuentra, en la actualidad, felizmente casado con la princesa Alexandra.

Hay muchas más noticias, como os podéis imaginar, pero mi columna también tiene unas normas y un límite. Lo cierto es que en el siglo XXI los reyes y príncipes de todo el mundo están viendo cómo su valoración va descendiendo preocupantemente. Los ciudadanos exigen un comportamiento mayormente institucional y transparente. Todos nos estamos reinventando y confío que los monarcas y herederos también lo harán. El Gran Hermano nos vigila y además es muy chivato.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Il-Tricheco-Notaio
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 875
Fecha de inscripción : 15/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: El lado oscuro de las Familias Reales (y adosados).

Mensaje por RouRou el Miér Jul 26, 2017 8:38 am

Mette Marit, al igual que Letipú, es casi una santa al lado de su familia politica.

Haakon de Noruega, obligado a pedir perdón tras su segundo mayor escándalo.
Un escándalo financiero ha puesto al heredero noruego en el punto de mira y ha tenido que disculparse a través de un comunicado en la web de la Corona.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Haakon de Noruega está en la cuerda floja. En el año 2000, el príncipe heredero causó un gran revuelo cuando presentó a su prometida, una madre soltera con un pasado vinculado con los drogas. Su enlace de cuento de hadas con Mette-Marit así como la buena adaptación de ella en los menesteres reales consiguieron calmar los ánimos. Ahora, 16 años más tarde, el hijo del rey Harald V y de la reina Sonia se enfrenta a un nuevo y segundo escándalo que tiene que ver con temas financieros y por el que el príncipe se ha visto obligado a pedir perdón. "No tenía derecho a hacer eso y es mi culpa", ha asegurado a Haakon en un comunicado publicado en la web de la Corona.

La boda de Haakon y Mette-Marit
La polémica viene de lejos. Cuando Haakon se casó con Mette-Marit, sus padres le regalaron el palacio de Skaugum para que viviese y formara allí una familia. Se trata de una casa ubicada en Asker, un municipio situado en el suroeste de Oslo, que fue adquirida por Olav V, padre del actual rey, y su esposa, Marta Luisa, nacida princesa de Suecia. Dentro del recinto de Skaugum está la casa principal, en la que viven los herederos, y otras cinco viviendas que también pertenecen a Haakon y Mette-Marit. En 2007 esas casas se remodelaron, se renovaron y se pusieron en alquiler. El dinero de la renta iba directo a la cuenta del príncipe Haakon y se asegura que se ha llegado a embolsar hasta más de 1,4 millones de coronas noruegas en un año.

El palacio de Skaugum
Sin embargo, el problema recae en que ese alquiler era ilegal. Tal como ha informado el diario 'Dagbladet', el heredero alquiló las cinco casas sin seguir los procedimientos establecidos por las leyes noruegas, que obligan a pedir permiso al municipio si se va a hacer cualquier tipo de obra o cambio. "Las casas han sido alquiladas ilegalmente durante varios años en contra de las regulaciones de planificación y construcción de Asker", explica el citado periódico. Son varios los políticos que han puesto el grito en el cielo al enterarse de este asunto, pues creen que el futuro rey de Noruega debería ser un ejemplo para el resto de los noruegos.


...y esto puede parecer poco pero es mucho en un país en el que si tienes un cargo en una empresa, pobre de ti que aceptes aunque sea un boli bic de un cliente, que significa el final de tu vida profesional y social...pero Haakon, que es muy rexuloh, se lo pasa por el forrito de los h***s.
avatar
RouRou
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 801
Fecha de inscripción : 17/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: El lado oscuro de las Familias Reales (y adosados).

Mensaje por RouRou el Miér Jul 26, 2017 9:18 am

Omertà Real
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Un duque, un ducado, un testamento ¿falsificado?, una herencia –discutida– y una importante colección de arte. Si a esta cancioncilla le agregamos el protagonismo, a la par estelar y velado, de la Casa Real, tendremos una trama de más de tres décadas y a la que parece que hay que referirse con la boca pequeña.

Manfredo de Borbón y Bernaldo de Quirós, “tío Manfredo” para la familia y Duque de Hernani para el resto, contaba en su pinacoteca con casi 700 cuadros no precisamente de mercadillo, ya que algunos de ellos llevaban la firma de Tiziano, Rembrandt, Goya o Carpaccio. Un segundo Museo del Prado, según dicen.

A día de hoy, semejante joya de colección está en disperso y casi desconocido paradero: a pesar de ser inexportables, algunos de los cuadros están expuestos en el Metropolitano de Nueva York, en el Meadows Museum de Dallas o en el Museo de Chicago. Y otros..., pues ni se sabe.

Lo primero que uno tiende a preguntarse al leer esto es cómo esta “dejadez” es posible, más aún cuando en su momento el Instituto de Patrimonio Histórico certificaba la existencia de las 681 obras pertenecientes al Duque de Hernani.

Si movido por la curiosidad uno indaga, la cosa se complica.

"Tío Manfredo" no tenía más familia que los Méndez de Vigo, rama nacida de los hijos de su padrastro, a la cual se mantenía muy allegado. Especialmente estrecha era la relación con su sobrino Francisco Javier Méndez de Vigo y del Arco, al que todas las evidencias apuntaban como sucesor en el ducado y heredero del patrimonio. Sin embargo –y aquí está el nudo– a la muerte del duque apareció un testamento en el que dejaba el patrimonio en herencia a su viuda Teresa Mariátegui, y el ducado (oh sorpresa), a Margarita de Borbón, hermana del Rey.

Aquí las malas (y/o veraces) lenguas hablan de la falsificación de la firma del testamento, de la no publicación en el BOE del Real Decreto por el que se cedía el título nobiliario a la infanta Margarita y de la manipulación, por parte de la Casa Real, de la viuda del duque, probablemente indiferente a la colección de arte de su marido. Desde entonces la despechada familia Méndez de Vigo ha tratado de llevar a los tribunales a la Familia Real en repetidas ocasiones en un intento vano por recuperar lo que, afirman, les pertenece. Otras veces han sido ellos los querellados (por injurias al Rey, dimes y diretes).

Y con estas cosas de la Casa Real ya se sabe, quien quiera entender, que entienda. Al interesado no le va a faltar la literatura on-line que rellene los huecos de una manera verídica (y tal vez con tino).

Pero por si acaso se nos olvida con todo este entramado que lo importante aquí, más allá de las enemistades entre la aristocracia y la realeza, es la Colección Duque de Hernani, Ascensión de las Heras Ladera, diputada de Izquierda Unida, formuló el pasado día 14 de marzo en el Congreso una serie de preguntas: "¿Tiene conocimiento el Gobierno acerca del paradero de los cuadros que pertenecieron al Duque de Hernani?" (…) "En su caso, y por su indudable valor e interés, ¿tiene previsto el Gobierno realizar alguna investigación y, si ello fuera necesario, adoptar las medidas oportunas para recuperar los cuadros que pertenecieron a la colección de arte del Duque de Hernani, y que en la actualidad se encuentran expuestos en prestigiosos museos de fuera de España, unos, y otros posiblemente en manos de coleccionistas privados?".

Fuente: Eldiario.
avatar
RouRou
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 801
Fecha de inscripción : 17/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: El lado oscuro de las Familias Reales (y adosados).

Mensaje por RouRou el Miér Jul 26, 2017 9:31 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:

Ahi que van más.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Parece simpático, el hombre del bigotes.  :lolo1:

"Los vínculos de la familia real británica con Hitler pasaron por la España de Franco"

En las polémicas imágenes publicadas por 'The Sun' aparece la futura reina Isabel II cuando tenía unos seis años haciendo el saludo nazi junto a su hermana Margaret, su madre (la entonces princesa Isabel, duquesa de York) y su tío Eduardo. A la princesa Isabel también se la ve haciendo el saludo como era costumbre en el Tercer Reich.


El duque de Windsor, Hitler y Franco
Quien más favoreció al fascismo alemán de la familia real británica fue Eduardo VIII, el jefe de Estado del Reino Unido del 20 de enero de 1936 hasta el 11 de diciembre del mismo año, posteriormente conocido como 'el duque de Windsor'. La prueba más contundente de esta conexión la encontró la historiadora en España, en los papeles de Franco.

Así, Urbach descubrió que durante un encuentro que mantuvo el duque de Windsor con su viejo amigo el diplomático Javier Bermejillo en junio de 1940 en España, Eduardo le contó a su confidente su frustración por la marcha de la guerra, de la que culpaba "a los judíos y a los rojos", e incluso llegó a decir que "si los alemanes bombardearan Gran Bretaña, eso podría traer la paz".

"Parece que tiene muchas esperanzas en que algo así ocurra, él quiere la paz a toda costa", reconoció Bermejillo.

Su informe fue enviado a Franco y después a los alemanes, que empezaron el 10 de julio de 1940 los bombardeos sobre el Reino Unido.

Las misteriosas conexiones de Eduardo con el régimen de Franco siguieron después de la guerra, e incluso se fue de vacaciones a Marbella y estuvo alojado en la casa de la familia Bismarck.

Reacción de la Casa Real
Según la experta, es sorprendente que se haya filtrado el polémico vídeo, ya que "es casi imposible sacar nada del castillo de Windsor": los Archivos Reales han evitado a toda costa cualquier información sobre documentos de los últimos 80 años.

En su opinión, en vez de abrir una investigación interna y amenazar con los tribunales, la Casa Real debería admitir de una vez que el duque de Windsor era un simpatizante nazi, empezar a trabajar con los historiadores sobre este asunto y abrir sus archivos para una investigación completa, lo mismo que debería hacer la familia real española.

Sin embargo, el problema de los archivos reales de Europa es que "contienen material internacional", por lo cual, si uno de ellos lo abre, el resto no tendrá más remedio que hacerlo.

"A mí me gustaría que esto sucediera, pero creo que van a intentar impedir una investigación histórica seria todo el tiempo que les sea posible", lamentó la historiadora.

"Pero podemos luchar por ello. Los historiadores y los periodistas no podemos ser condescendientes", concluyó.
avatar
RouRou
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 801
Fecha de inscripción : 17/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: El lado oscuro de las Familias Reales (y adosados).

Mensaje por Lisensiada-Fonseca-Li-Hao el Miér Jul 26, 2017 10:31 am

Los Belgas de lo peorcito. Ya puede poner cara de buena la Mathis y su gay maridito


EL GENOCIDIO DEL ESTADO LIBRE DEL CONGO
La brutal vida de Leopoldo II, uno de los peores villanos de la Historia

Era muy consciente de lo que hacía. El monarca belga fue el sadismo encarnado en un traje de gala de exhibición permanente, que no se lo quitaba ni para dormir.

Foto: Leopoldo II de Bélgica.
Leopoldo II de Bélgica.
ÁLVARO VAN DEN BRULE
TAGSHISTORIACONGOBÉLGICAMERCENARIOSVIOLACIONES
TIEMPO DE LECTURA7 min
01.05.2016 – 05:00 H.
“Amurallar el propio sufrimiento es arriesgarte a que te devore desde el interior”.
Frida Kahlo.
En un recodo entre el Luapula y el Khishivali, afluentes del río Congo, centenares de humanos desprovistos de los más elementales derechos, deshumanizados a golpes de látigo, en una atmosfera irreal de violaciones en serie, entre las lamentaciones de criaturas núbiles perdiendo la inocencia en una orgia de salvajismo blanco, de apaleamientos en masa para exorcizar borracheras extremas, de apuestas para ver que método eliminaba con más celeridad a las víctimas, de la ausencia de cualquier forma de justicia digna de tal nombre, cientos de mercenarios de la llamada primera civilización, civilización occidental o civilización de referencia, celebraban la inauguración de la primera base de exportación maderera a través de uno de los ríos más tenebrosos, de caudal más contundente y de más largo recorrido del planeta.
Leopoldo II de Bélgica, además de ser uno de esos enormes canallas que mueren en la cama con todos los parabienes a favor, un crucifijo presidiendo el dosel, y con la más laxa de las indulgencias históricas, era un enajenado sin remilgos ni moral, ni nada que se le pareciera, además de muy consciente de lo que hacía. Era el sadismo encarnado en un traje de gala de exhibición permanente, que no se lo quitaba ni para dormir.
Todos los días de su vida fue a misa regularmente, daba limosna a los menesterosos, maquillaba sus crímenes de lesa humanidad con obras sociales por doquier, gozaba de la protección eclesiástica como benefactor de primera línea y apagaba el infernal griterío de sus víctimas rezando prolífica y ostentosamente con un rosario de vistosas semillas de kokoya, quizás, esperando que el diseñador de este gran orfanato no reparara en él, o quizás para convertirlo por defecto en un accionista más de sus terroríficas masacres.
Un cortijo particular
Corría el año del Señor que nunca ve nada y jamás interviene, de 1885 para más señas, cuando este truhán de levita, puso el ojo y la zarpa en lo que él mismo dio en llamar el Estado Libre del Congo. Se montó un cortijo particular de más de 2.350.000 km2 (20 veces más grande que la Bélgica matriz de sus amores) y comenzó una era de asesinatos en cadena y mutilaciones a discreción, jamás igualada a lo largo de la historia de la humanidad. La palabra genocidio, nunca hará justicia al terror que tan profusamente sembró entre gentes adoradoras de la Madre Tierra, ya fueran panteístas, animistas o meros contempladores de la belleza natural del orbe. Pero había un factor contable que había pasado desapercibido hasta entonces; el hombre blanco.
Este macrogenocida poco dado a jugar con las miniaturas se cargó a más del 20% de la población de este brumoso, inextricable, fértil e increíble país
Este infernal animal humano, testa coronada en un pueblo, el belga, que llevaba una progresión industrial sostenida y eficiente, mercaderes por naturaleza, y tranquilos en sus relaciones de vecindad, no fueron conscientes hasta muy tarde de estar representados por la Bestia.
Para ello, este malnacido, cagado y no parido, engañó al pueblo belga, reticente a cualquier experiencia colonial, recubriendo con un sutil y eficaz revestimiento de filantropía, abolicionismo y proselitismo cristiano, una de las mayores ofensas a la dignidad humana que se recuerdan.
Este macrogenocida poco dado a jugar con las miniaturas y si con los mapas a gran escala, tras cargarse a más del 20% de la población de este brumoso, inextricable, fértil e increíble país, que conocemos hoy como el Congo, conseguiría que le nombraran presidente honorario de la Sociedad para la Protección de los Aborígenes, así, con un par. Y no solo eso, para más INRI, se autoerigiría en anfitrión de la Conferencia Antiesclavista de 1889. Hay que reconocerle unas habilidades innatas, hipocresía más que refinada y cintura sobrada para engañar al más cauto.
Pero para que se dé la tormenta perfecta, se tiene que juntar el hambre con las ganas de comer.
Mapa que sitúa el Estado Libre del Congo en 1890.
Mapa que sitúa el Estado Libre del Congo en 1890.
Un exterminio que dió pingües beneficios
Hay un hombre clave en la historia del Congo, su nombre, Henry Morton Stanley. El 9 de agosto de 1877, este desgraciado con título aristocrático, racista extremo y exterminador compulsivo, regresaría a la civilización occidental por la desembocadura del río Congo, absolutamente convencido de las posibilidades comerciales de estos vastos territorios y del fácil transito que suponía la red fluvial de afluentes adscritos a este río de ríos. Entonces, entre el orondo Leopoldo y el anglosajón, surgiría el amor a primera vista, y un revolcón mercantil de prosperidad inaudita.
Henry Morton Stanley. (1841-1904)
Henry Morton Stanley. (1841-1904)
Leopoldo II de Bélgica, que a estas alturas era ya un consumado impostor y apóstata contumaz, introdujo algo de letra pequeña en su declaración preliminar de intenciones tras fundar la Asociación Internacional Africana –allá por 1876–, para liberar a los pueblos oprimidos en el África Central, o sea, en el Congo, hablando en plata. De lo que se deduce a tenor de lo ocurrido posteriormente, al parecer, quería liberarlos de la libertad.
Los reyezuelos locales convocados con gran pompa y boato para la ocasión, fueron convencidos con agua de fuego y humo de reír, o lo que es lo mismo, con unos orujos de destilación mas que dudosa, aderezados expresamente con todo tipo de alucinógenos y acompañados de vistosas cachimbas cuya humareda mas se asemejaba a un incendio forestal que a un ceremonial entre colegas.
Cuando todos hubieron firmado, se les invitó cortésmente tras regalarles unos abalorios y generosas raciones de aquel extraño líquido intoxicante, a tomar rumbo río abajo sin timonel y en una precaria embarcación de dudosa flotabilidad.
El aumento de la demanda de marfil ornamental y de caucho, coincidente con el despegue de la industria automovilística, proporcionó pingues beneficios a este sanguinario monarca de la primera civilización. Mientras tanto, las aldeas que no cumplían los objetivos de producción diseñados por los capataces blancos, padecían incendios indiscriminados, secuestros, asesinatos en masa y amputaciones de advertencia a través de una milicia, la Hausa, cuya sádica criminalidad era legendaria.
avatar
Lisensiada-Fonseca-Li-Hao
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 785
Fecha de inscripción : 15/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: El lado oscuro de las Familias Reales (y adosados).

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.