Panteón Cotorro

Página 5 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Panteón Cotorro

Mensaje por TietaBorroka el Sáb Nov 11, 2017 9:26 am




_________________
It is unproductive to waste your energy on people who will not appreciate or reciprocate your kindness. Treat others as they treat you will form meaningful and productive bonds, but let parasites know that you will not waste your time with them. 
avatar
TietaBorroka
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 1619
Fecha de inscripción : 17/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Panteón Cotorro

Mensaje por Tasmania el Sáb Nov 11, 2017 10:52 am

Muere el humorista Chiquito de la Calzada en Málaga a los 85 años
Informalia


0:00 - 10/11/2017

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Gregorio Sánchez era conocido como "el malagueño que hizo reír al mundo". Así lo define la placa que le recuerda en su ciudad natal, donde hay un restaurante y una plaza dedicados a su figura. Precisamente en uno y otro se le veía a diario en los últimos años, en los que la pérdida de su esposa, Pepita, le borró para siempre la sonrisa.

Chiquito de la Calzada ha fallecido a los 85 años en el hospital Carlos Haya de Málaga tras ser ingresado el pasado día 31 con un fuerte dolor en el pecho. Tras realizarle un estudio y practicarle un caterismo, una severa infección complicó su recuperación y fue trasladado a la UCI, de donde ya no pudo salir.

Lo cierto es que hace ya tiempo que Chiquito había perdido su chispa y sus ganas de seguir luchando, tal y como él mismo había confesado a sus más allegados. La muerte de su esposa, Pepita, le sumió en una profunda depresión. El malagueño tenía un hermano y varios sobrinos que le cuidaban, amigos que lo apreciaban y vecinos que lo acompañaban, pero él no podía dejar de pensar en ella: "Su mujer era su ídolo. Estaba muy enamorado y se llevaban muy bien. No se le va, la nombra muchísimo", contaban hace unas semanas.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Gregorio Esteban Sánchez Fernández nació el 24 de marzo de 1932 en el barrio malagueño de la Calzada de la Trinidad; de ahí su sobrenombre artístico. Su padre era electricista. Desde que tenía menos de diez años, Chiquito canturreaba por las calles y formó el grupo Los Capullitos Malagueños con unos amigos con los que animaba fiestas, bautizos, bodas y cumpleaños. Ya adolescente empezó a trabajar en el Teatro Chino de Manolita Chen, donde conoció a la que sería la mujer de su vida, una bailarina llamada Josefa García Gómez, Pepita, para los amigos, con la que se casó en 1950: "Nos casamos en el barrio de la Victoria, el cura que nos iba a casar se comió una torta de algarrobo que era como una palanca de grande. Fue casi todo el barrio, invité a cinco o seis a churros con café, no tenía más", le desveló a Bertín Osborne en 2016. Allí también confesó su mayor pena, no haber tenido ningún hijo: "Pepita sufrió tres abortos. Después de las operaciones yo le decía que 'Si viene, bien, y si no, nada", explicó.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Vivieron sus últimos años juntos en Málaga, donde paseaban y visitaban a diario Chinitas, un bar que tiene reservado un lugar para ellos y al que él siguió acudiendo en solitario cada día hasta que el pasado 14 de octubre, los bomberos tuvieron que personarse en su domicilio, donde se había quedado completamente inmovilizado tras una caída.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Chiquito y Pepita llegaron a celebrar sus bodas de oro y lo hicieron rodeados de su familia y amigos, muchos de ellos pertenecientes al mundo del espectáculo: Edmundo Bigote Arrocet, Paz Padilla... Los mismos que acompañaron al humorista en la despedida de la que había sido la mujer de su vida, donde se mostró completamente abatido: "Se murió de repente, de una arritmia que le dio. Estaba hablando conmigo y de repente empezó a decir que le dolía el pecho, llamé a la ambulancia y, cuando llegamos, al hospital me dijo el médico que estaba muerta", confesó emocionado.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
"He sido feliz toda mi vida, pero mi vida era ella. Cuando la perdí, me perdí un poco a mí mismo, empecé a olvidar cosas y a desorientarme". El mundo ha perdido a su 'Condemor', a su 'fistro pecador', pero él ya está donde siempre quiso: al lado de su querida Pepita.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Tasmania
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 1359
Fecha de inscripción : 15/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Panteón Cotorro

Mensaje por Tasmania el Sáb Nov 11, 2017 10:56 am









_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Tasmania
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 1359
Fecha de inscripción : 15/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Panteón Cotorro

Mensaje por Tasmania el Sáb Nov 11, 2017 11:01 am



_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Tasmania
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 1359
Fecha de inscripción : 15/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Panteón Cotorro

Mensaje por jotajota el Sáb Nov 11, 2017 1:24 pm

Me daba mucha pena verle tan triste últimamente, pero le faltaba su mayor apoyo, Pepita. Qué ternura de pareja!
Una vez actuó en una convención en Sevilla en la que yo estaba, y me reí un montón. Su mujer estaba por allí, acompañándole, como siempre.
Este hombre sencillo introdujo una nueva forma de hacer humor, de decir las cosas con palabras estrafalarias y moverse en el escenario, y aunque ha tenido cientos de imitadores, siempre será único.
DEP y ojalá se reencuentre con Pepita.
avatar
jotajota
Pollito
Pollito

Mensajes : 365
Fecha de inscripción : 16/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Panteón Cotorro

Mensaje por TietaBorroka el Sáb Nov 11, 2017 2:09 pm

Otro que nos ha dejado...






_________________
It is unproductive to waste your energy on people who will not appreciate or reciprocate your kindness. Treat others as they treat you will form meaningful and productive bonds, but let parasites know that you will not waste your time with them. 
avatar
TietaBorroka
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 1619
Fecha de inscripción : 17/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Panteón Cotorro

Mensaje por ManolitaGafotas el Sáb Nov 18, 2017 5:01 pm

Estaba muy malito...


_________________
... he visto cosas que vosotros no creeríais: Analilelos en bodas más allá de Corcubion. He visto shishis-al-vent brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Triana. Todos esos momentos se perderán... en el tiempo... como lágrimas en la lluvia.
avatar
ManolitaGafotas
Administrador
Administrador

Mensajes : 1512
Fecha de inscripción : 15/03/2017

http://www.forocotorreando.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Panteón Cotorro

Mensaje por Tasmania el Sáb Nov 18, 2017 7:34 pm


Muere Azzedine Alaïa, el diseñador más atípico

El modisto francotunecino, que reinventó la silueta femenina en los 80, fallece en París a los 77 años

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Azzedine Alaïa, en una exposición de su obra en la Galería Borghese en Roma. GABRIEL BOUYS AFP

El modisto franco tunecino Azzedine Alaïa ha fallecido en la madrugada de este sábado en París a los 77 años, a consecuencia de una caída que lo dejó en coma hace algo más de una semana. Se marcha así uno de los nombres más destacados de la moda de las últimas décadas. A lo largo de su extensa trayectoria, Alaïa se habrá distinguido por su integridad insobornable y un gusto irrefrenable a ir por libre. El diseñador trabajó al margen del calendario oficial de la moda, sin publicitar su marca y sin desfiles regulares. Prefería presentar sus colecciones cuando las tenía a punto, sin atender a las temporadas habituales y sin sentirse obligado a innovar con cada nueva entrega. “No es normal que un diseñador esté obligado a hacer ocho colecciones al año, incluso cuando es un auténtico genio. No sé de dónde sacan las ideas. A mí me cuesta tener una sola que sea interesante por colección”, afirmó en una entrevista concedida a S Moda a finales de 2013.

Reacio a la exposición mediática, Alaïa accedió entonces a hacer una excepción a la regla durante la sobremesa de un almuerzo en la cocina industrial de su estudio, situado en una callejuela discreta del barrio parisiense del Marais. Cada día, a la hora de comer, daba cita a todos sus empleados, pero también dejaba algún cubierto de más por si se presentaba algún conocido por sorpresa, como solía hacer su abuela tunecina durante su infancia. Según el día, uno podía cruzarse con David Bowie, Johnny Depp, Sofia Coppola, Julian Schnabel, Lady Gaga, Kim Kardashian o Rossy de Palma. Con todos ellos estableció una relación de amistad de una intimidad infrecuente. Alaïa era un hombre menudo y nervioso, tímido con los desconocidos, generoso con los suyos y maligno con sus rivales (entre ellos figuraba Karl Lagerfeld, algo así como su némesis, y Anna Wintour, a quien recriminó que no prestara atención a su trabajo). Pese a su carácter jovial y epicúreo, el modisto cargaba con un halo algo triste. Solía vestir de negro estricto, con un atuendo invariable de reminiscencias asiáticas, algo así como su hábito monacal.

Nacido en 1940 en Túnez, hijo de pares agricultores de origen español, Alaïa entendió desde niño que no iba a seguir con la tradición familiar. A los 15 años, decidió mentir sobre su edad para poder formarse como escultor en el Instituto de Bellas Artes de su ciudad natal. A la vez, empezó a trabajar en un taller de costura con su hermana gemela, Hafida, quien le enseñaría un oficio que terminó prefiriendo al arte. “Me di cuenta de que no estaba hecho para trabajar aislado en un taller. Me encontraba más a gusto con la supuesta frivolidad de la moda”, explicó en 2013. Alaïa desembarcó en París en 1957. Se formó primero en Dior y, después, con Guy Laroche y Thierry Mugler, antes de abrir su propio taller de costura a mediados de los setenta. Sus vestidos sedujeron a distintas actrices maduras, como Arletty, Claudette Colbert o Greta Garbo, un encuentro que dejó marca en Alaïa. “Me pidió abrigos de hombres, que le cubrieran el cuello y las manos. En pleno apogeo de la minifalda, me pareció muy elegante y moderno. Luego entendí que solo intentaba ocultar su vejez”, relató en 2013.

Su momento de máxima exposición fueron los ochenta, cuando Alaïa triunfó con sus primeras colecciones de prêt-à-porter. Su ropa reinventaba la silueta de la mujer, dotando de una innegable sofisticación a los tejidos ceñidos al cuerpo, que dotó de aperturas, rasgones y cremalleras, antítesis deliberada al power dressing de las oficinistas de esa década. Alaïa también será el diseñador por excelencia de las primeras top models, como Christy Turlington, Stephanie Seymour o Naomi Campbell, que se convertirá en algo así como su hija putativa, al apadrinarla cuando aterrizó en París a los 16 años. En 1988, Alaïa abre sus primeras tiendas en Nueva York y Los Ángeles. En los años posteriores, su estilo se infiltrará en la cultura pop, síntoma mayúsculo de su influencia creciente. En 1993, Madonna vistió una creación de Alaïa en el videoclip de Bad girl, mientras que, en la película de culto Fuera de onda, la protagonista interpretada por Alicia Silverstone se negaba a plegarse a la orden de su atracador, que le exigía, a punta de pistola, que se tumbara sobre el asfalto: “Pero no lo entiendes, ¡esto es un Alaïa!”.

La segunda mitad de los noventa estuvo marcada por cierto declive y olvido. Poco después de la muerte de su hermana, Alaïa desapareció de los radares. “Sentí que perdía la conexión con la realidad, con la gente que me rodeaba. Necesitaba volver a encontrar un equilibrio. Me imaginaba viviendo en la buhardilla en la que viví durante mis primeros años en París, cuando entraba y salía sin pedir permiso a nadie”, recordó en 2013. Idealizaba esa época de autonomía absoluta. Más que como una pasión, entendía su oficio como una especie de deber. “Mi independencia es mi posesión más preciada, aunque en el fondo no soy realmente libre. Tengo la misma libertad que debe de tener un preso en la cárcel. Mi cabeza sigue siendo libre, pero me veo obligado a seguir entre estas cuatro paredes. No pudo escapar de esto. Entre otras cosas, porque no me dejan”, añadió en la entrevista.

Alaïa prefería la noche al día. “Son las mejores horas, porque nadie viene a molestarme”, solía decir. Trabajaba hasta las cinco de la madrugada y no dormía más de cuatro horas. Solía servirse un vaso de vodka, se rodeaba de sus numerosos animales de compañía, se ponía una película clásica como banda sonora y se lanzaba a crear. Fue un modelo y un ejemplo para las generaciones posteriores. Le propusieron dirigir Dior, pero rechazó el cargo dos veces, tras el cese de Gianfranco Ferré en 1996 y el de John Galliano en 2011. Diseñadores como Tom Ford, Alber Elbaz, Nicolas Ghesquière o Anthony Vaccarello solían referirse a él como un ejemplo. Alaïa llegó a exponer sus colecciones en el Guggenheim de Nueva York, el Palais Galliera de París y la Galería Borghese de Roma. En las salas de un museo, los vestidos de Alaïa se transformaban en algo parecido a su primera pasión: la escultura.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Tasmania
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 1359
Fecha de inscripción : 15/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Panteón Cotorro

Mensaje por Tasmania el Sáb Nov 18, 2017 7:40 pm

Adiós a Azzedine Alaïa, el último gran ‘couturier’

El diseñador ha muerto a los 77 años en París. Hace unos meses nos encontramos con él en su casa, donde nos concedió una sincera y emotiva entrevista.


Noelia Collado | 18 Nov 2017 14:42
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Retrato del modisto Foto: José Manuel Ferrater

0

El diseñador Azzedine Alaïa ha fallecido en París a los 77 años. Hace unos meses tuvimos el privilegio de compartir mesa y conversación con él en su casa. Lo que puedes leer un poco más abajo es el resultado de una entrevista sincera con el creador, en la que nos explicó lo que la moda y la libertad significaban en su vida.

Quien trabaja en moda debe aprender a elegir. Entre crear o hacer ruido. Presentar sus creaciones durante la semana de la moda o ir por libre. Pisar el acelerador impuesto por los grandes grupos de lujo o mantenerse ajeno a la vorágine. Aceptar al vertiginoso consumo de ideas y tendencias (cada vez más fugaces) o moldear vestidos que desafían el paso del tiempo. Ser fiel al oficio de couturier o ejercer de malabarista (y director creativo). Azzedine Alaïa o Karl Lagerfeld. Dos caras de la misma moneda. Dos formas de entender la costura. Porque en esta industria, como en la doctrina presocrática, la realidad es lucha y «la armonía nace de la tensión entre contrarios».

Alaïa es distinto al resto de diseñadores. El mismo término ‘diseñador’ no hace justicia a este genio. La suya es una de las maisons más herméticas y complejas del sector. En la entrada a su atelier, en Le Marais, no hay rótulos. Rara vez concede entrevistas; y cuando lo hace, cuentan que, a veces, se levanta y se va. Lanza sus colecciones cuando están listas, sin someterse a agendas ni compromisos (decidió retirarse del calendario oficial de la fashion week de París en 1992). Ajeno al circo mediático, a nadie extraña que celebre sus desfiles en la intimidad, sin grandes fastos, pero rodeado de amigos. De Nicolas Ghesquière (Louis Vuitton) a Julian Schnabel, pasando por el historiador Olivier Saillard o Adrian Joffe, marido de Rei Kawakubo (Comme des Garçons).

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Look de Alaïa p-v 2017 Foto: José Manuel Ferrater

Alaïa es un gigante de estatura diminuta, que con el paso del tiempo se ha convertido en la conciencia (siempre necesaria) de este negocio. Quizá porque él se atreve a decir lo que otros (casi todos) callan. Según el diario Financial Times, en 2011 no dudó en rechazar la oferta de Sidney Toledano (presidente de Dior), quien le ofreció tomar las riendas de la maison tras el fulminante despido de John Galliano. Una anécdota que suena a justicia divina si tenemos en cuenta que, en 1957, cuando el tunecino llegó a París, consiguió entrar en el taller de la mítica casa francesa (entonces en manos de un jovencísimo Yves Saint Laurent), pero fue despedido por no tener los papeles en regla.

«El tiempo es muy importante. Por eso si una colección no está terminada, sencillamente aplazo la presentación. No quiero ser esclavo del sistema», explica a S Moda. «¡Jamás lo seré!», asegura. «Es una decisión personal. He elegido ser libre. Lo que no significa que no trabaje. Todo lo contrario. Me esmero de sol a sombra. Pero en mi corazón sé que nadie me obliga», confiesa. «Es triste ver cómo algunos diseñadores ni siquiera tienen tiempo para vivir», denuncia. «Yo entiendo este oficio de un modo distinto al del resto de casas. Mi forma de crear se parece más al modelo antiguo, el de un couturier que coge las tijeras en su taller con su pequeño equipo de colaboradores», continúa. «¡Hoy hay tanta gente! No solo en el prêt-à-porter, también en alta costura, la estructura de las empresas ha crecido demasiado. La moda se ha deshumanizado», opina. «Yo hago lo contrario». Lo dice en una entrevista de sobremesa, concedida tras agasajar al equipo de esta revista con un copioso almuerzo en la cocina de su casa. «Para mí, este es el momento más importante del día. Me gusta reunir a todo el equipo en la mesa, para vernos y hablar. Además, comer rápido no es sano».

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Dos vestidos de la colección Alaïa p-v 2017. Foto: José Manuel Ferrater

Dicen de él que no le interesa tener presencia comercial. Cierto es que no hace publicidad y sus tiendas tampoco tienen escaparate. Para amigos y compañeros de profesión como Alber Elbaz –que han censurado como los sueños, la intuición y la emoción de la costura ha muerto en favor del ruido–, Alaïa es lo más parecido a la resistencia. Por eso, muchos no entendieron que, en 2015, el artesano decidiera hacerse más accesible y lanzar su propio perfume con el mismo grupo que antes había popularizado los nombres de Elie Saab o Narciso Rodriguez. Para él era el paso más lógico. «Las fragancias están ligadas a la historia de la costura». Paul Poiret creó el primer parfum du couturier a principios del siglo XX . Y como él, Lanvin ideó Arpege (1927); Worth, Reviens (1932); y Patou, Joy (1935). «No lo hice antes, porque no estaba preparado», zanja.

«Hubo otros que vinieron a verme antes. Decían que habían diseñado una fórmula a mi medida, con notas orientales, pachuli, jazmín…», dice con una sonrisa. «¿Pachuli? ¡Por favor! Para mí, era lo contrario. Quería diseñar un perfume que recreara la frescura del agua mineral». El aroma del agua fría sobre la cal caliente de las paredes de las casas de su infancia en Túnez. El segundo, Eau de Parfum Blanche, habla del blanco, uno de sus grandes pilares. «Es luz, arquitectura y, sobre todo, rigor». Otros como Lagerfeld, «jamás han usado unas tijeras», comentó en 2011 el propio Alaïa. Él es uno de los pocos que cogen la aguja y el dedal para dar forma a las prendas que dibuja. Corta el patrón, da vida al tejido, hace las pruebas sobre la maniquí y cose todos y cada uno de los prototipos. Sus dedos delatan las horas de trabajo. Son manos de artesano, no de director. «La revolución textil es necesaria pero hay cosas que una máquina jamás podrá hacer. Solo se consiguen a mano», advierte. «En el interior de una prenda se puede reconocer la firma del modisto a través de la técnica». Él cincela obras de «escultura mórbida». En 2015, algunos de sus diseños se exhibieron en la Galería Borghese de Roma junto a joyas de Bernini. «No estudié moda, sino escultura». Como Madeleine Vionnet, la inventora del corte al bies, Alaïa no construye vestidos, sino que viste el cuerpo de la mujer. Linda Evangelista, Cindy Crawford… Él creó a las supermodelos en la década de los 80. Abrió su casa, literalmente, a modelos que entonces empezaban como Stephanie Seymour o Naomi Campbell. La diosa de ébano tenía 16 años cuando lo conoció. «Me dio mi propia habitación –todavía la tengo–. Y como mi madre no quería que saliera a discotecas; él no me dejaba salir», contó la inglesa al diario The Independent en 1998. «Naomi todavía le llama papá», apunta Caroline Fabre-Bazin, directora comercial y persona de confianza del modisto.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Azzedine Alaïa junto a dos modelos con vestidos de su colección de esta primavera, en la entrada de su boutique de Le Marais, en París. Foto: José Manuel Ferrater

Los padres de Azzedine Alaïa era recolectores de trigo. «Crecí con mi abuela». Sus primeros recuerdos de moda son memorias de paseos con una de sus tías. «Llevaba un abrigo rojo con el cuello de astracán», rememora en voz alta. «Empecé a trabajar durante las vacaciones, a tiempo parcial, para una costurera que compraba los patrones de las casas de alta costura de París». Dior, Balmain, Balenciaga… Cosió réplicas de los grandes para la burguesía tunecina hasta que consiguió realizar su sueño de trasladarse a la capital francesa. Instalado ya en Francia, pasó por Dior y Guy Laroche antes de que, en 1996, la familia Blegiers lo contrata como mayordomo y modisto. No solo vestía a la señora, también cocinaba y cuidaba a los niños. Fue la condesa Nicole Blegiers quien le presentó, entre otras amistades, a Cécile de Rothschield y Greta Garbo. Una codiciada lista de clientas con apellidos ilustres: Mitterand, Picasso… Ellas le enseñaron la lección más importante: lo que desea una mujer. «Cuando creo una prenda, pienso siempre en el cuerpo femenino. En cómo se sentirá ella. En la seducción. Porque nadie compra un vestido para abrigarse. Lo hace una para sentirse hermosa”, explica. “La frivolidad existe. De hecho, es una palabra bella. Pero detrás del ejercicio estético, hay mucho trabajo». En su taller, el tiempo parece haberse detenido. «La esencia es la misma que cuando empecé», afirma. ¿Cómo ve usted a las próximas generaciones? «No hay paciencia. Los jóvenes [que hacen stage en su estudio] no quieren permanecer demasiado tiempo en la misma empresa. Buscan inmediatez. Pero la paciencia es un valor. Si soy sincero, tampoco creo que haya muchos jóvenes con talento».

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Retrato de Azzedine Alaïa junto a Elle McPherson, realizado por el fotógrafo Guilles Bensimon en 1986.

«Cuando Julian Schnabel viene a París, se instala aquí. Este es su taller», dice Alaïa. Además de varias pinturas del estadounidense, su colección privada incluye obras de Basquiat, Warhol, César y Prouvé). Como Elsa Schiaparelli, él tiene una habilidad especial para rodearse de talento. «No quiero vivir en una burbuja. La moda puede llegar a aburrir. Es necesario abrirse a otros ámbitos de la creación».

Célebres son las fiestas privadas que organiza durante la semana de la moda de París, a las que todos quieren ir y solo unos pocos están invitados: de Rihanna a Rei Kawakubo, pasando por Charlotte y Marc Newson, Lady Gaga, Peter Lindbergh, Mick Jagger o Kim Kardashian. También Blanca Li y Rossy de Palma. «Tengo ascendientes españoles por parte de padre», descubre. «De hecho, mi apellido es de origen español; viene de Alaya», razona. «Me fascina la cultura pictórica del país, de la que sin duda bebió Balenciaga», continúa. Curiosamente, su segundo perfume está inspirado en la Alhambra de Granada. «Me enamoré del espacio la primera vez que lo visité». Viajar es otra de sus pasiones. «Nunca me he sentido extranjero en ningún país». ¿Ni siquiera con Trump? «No es un presidente que vaya a cambiar mi manera de pensar ni de sentir».

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Tasmania
Cotorrilla
Cotorrilla

Mensajes : 1359
Fecha de inscripción : 15/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Panteón Cotorro

Mensaje por jotajota el Sáb Nov 18, 2017 11:34 pm

Gracias por los artículos, Tasmania. Me ha encantado la personalidad de Alaïa y su filosofía de vida.
DEP
avatar
jotajota
Pollito
Pollito

Mensajes : 365
Fecha de inscripción : 16/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Panteón Cotorro

Mensaje por ManolitaGafotas el Lun Nov 20, 2017 7:44 am

Este no da pena, pero va pal panteón por "famoso".


_________________
... he visto cosas que vosotros no creeríais: Analilelos en bodas más allá de Corcubion. He visto shishis-al-vent brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Triana. Todos esos momentos se perderán... en el tiempo... como lágrimas en la lluvia.
avatar
ManolitaGafotas
Administrador
Administrador

Mensajes : 1512
Fecha de inscripción : 15/03/2017

http://www.forocotorreando.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Panteón Cotorro

Mensaje por jotajota el Mar Nov 21, 2017 12:01 am

Este bicho era la encarnación del mal. Iba a decir que ojalá se pudra en el infierno, pero estaría en su salsa, así que mejor le deseo que esté encerrado en algún sitio, rodeado de querubines sonrientes revoloteando a su alrededor, tocando el arpa y cantando para él cancioncillas cursis día y noche, por los siglos de los siglos, y como ya está muerto, ni siquiera se pueda suicidar, aunque lo desee con toda su alma.
avatar
jotajota
Pollito
Pollito

Mensajes : 365
Fecha de inscripción : 16/03/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Panteón Cotorro

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.